Usar una tijera, trazar una línea con una regla, dibujar o utilizar un sacapuntas es una tarea muy simple para muchos, pero no lo es para al menos el 10 por ciento de la población mundial.   

Ser zurdo en un mundo diseñado para diestros es un gran reto, aseguran los expertos que Metro consultó.

No obstante, hay varios estudios, como el de una universidad de Dallas, en EE.UU., que destaca que los zurdos tienen mejor memoria y, según la revista médica Lancet, ellos tienen menos riesgos de contraer artritis.

“Un ejemplo es que en los centros educativos no hay escritorios para zurdos. Este segmento tiene que luchar contra las barreras que la sociedad impone”, explicó Fernanda Prera, sicóloga  clínica.

Prera agregó que aún hay muchos obstáculos, pero ahora hay productos y programas que facilitan la vida de los zurdos.

El sicólogo Mariano Morales comentó que la educación es un dato importante. “Los padres deben ser pacientes y no obligar a los pequeños a ser diestros”, expuso.

Experiencias de zurdos

“En la universidad y en la mesa para comer no puedo sentarme a la par de nadie de lado izquierdo porque se topan los codos”. Ligia Arriola, diseñadora

“El momento más difícil para mí fue cuando entré en el colegio porque no había escritorios para zurdos. En nuestro mundo todo es más complicado”. Carlos Joaquín Veles, contador

“Estudié en  un colegio de monjas y me decían que del lado derecho estaba el angelito y del lado izquierdo el diablito”. Lourdes Donis, diseñadora gráfica.