El abogado defensor de la expresidente brasileña Dilma Rousseff pidió este jueves a la Corte Suprema de Brasil la anulación del fallo del Senado que la destituyó de su cargo menos de 24 horas antes.

La apelación, a la que accedió la AFP, solicita “la suspensión de inmediato de los efectos de la decisión del Senado Federal que condenó por crimen de responsabilidad a la Presidenta de la República”, según el texto firmado por el exministro de Justicia, José Eduardo Cardozo, quien defendió a la exmandataria durante el “impeachment”.

La medida cautelar pide, además, la realización de “un nuevo juicio” y restablecer la presidencia interina de Michel Temer, ex vicepresidente de Rousseff, quien juró como nuevo jefe de Estado de Brasil hasta fines de 2018 poco después de consumarse la destitución.

Rousseff perdió su mandato a manos del Senado, que la encontró culpable de haber violado la Constitución al aprobar gastos a espaldas del Congreso y financiar al Tesoro atrasando pagos a la banca pública, dos infracciones consideradas delitos de responsabilidad, que solo alcanzan a funcionarios públicos.

La votación cerró con un holgado 61 a 20 por la salida, una sentencia histórica que puso fin a un proceso que durante más de nueve meses sumergió al país en una crisis de gobernabilidad.

Rousseff, de 68 años, logró conservar los derechos políticos que le permiten postularse y ejercer cargos públicos.

El abogado Cardozo había anticipado el miércoles que presentaría al menos dos recursos ante el máximo tribunal cuestionando el proceso.

Figura del Partido de los Trabajadores (PT, izquierda), economista y exguerrillera marxista, Rousseff se convirtió en la segunda mandataria brasileña, de los cuatro elegidos por votación directa tras el retorno de la democracia en 1985, que perdió su mandato por un juicio político. El anterior fue el hoy senador Fernando Collor en 1992.

“Hay nepotismo”

“ (Se solicita) la suspensión de inmediato de los efectos de la desición del Senado Federal”. Documento entregado a la Corte Suprema por el abogado de Rousseff.