La diputada por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Faride Raful, criticó la falta de transparencia en la aprobación del préstamo por 600 millones de dólares en bonos soberanos para invertirlos en las plantas de carbón de Punta Catalina.

Raful agotó un turno en la sesión de ayer, en la Cámara de Diputados, en medio del bullicio. Destacó que el pago, producto del endeudamiento, será de 140 millones de pesos por 10 años tras la construcción de las plantas.

“Estamos comprometiendo por 10 años al país para que comencemos a pagar más de 140 millones de dólares…vamos a tomar prestado, nada nos cuesta que lo paguemos en 10 o 15 años”, destacó.

La representante de la circunscripción número uno del Distrito Nacional reveló que el Gobierrno no sabe el costo final de la obra, ... ¿el Presidente Danilo Medina Sánchez y su gobierno no saben cuánto van costar, en qué van a utilizar los $600 millones de dólares, a qué nivel van estos a colocar la obra, ni cómo se van a pagar los $143,960,080 de dólares adicionales de intereses y comisiones que genera este empréstito?”.

Además, explicó que los diputado oficialistas aprobaron el préstamo sin siquiera leerlo.

“Yo no quiero oír mañana que nosotros no leímos este contrato como pasó con la Barrick Gold porque todos sabemos aquí la lucha que tuvimos que correr para que el Congreso Nacional resarciera su incapacidad”, resaltó Raful.

El ambiente se puso tenso mientras la diputada hablaba, por lo que pidió respeto y continuó en medio del bullicio. Cámaras de televisión muestran cuando el diputado peledeista Noé Camacho de la provincia Espaillat toma una correa y se la muestra a Raful , en tono amenazante.

“Uno de los compromisos que nosotros asumimos en la campaña y en nuestra vida pública es nuestra independencia de criterios, siempre basado en nuestra convicción de lo que es mejor para la colectividad y no para el interés particular ni de un partido al cual representamos ni de nosotros como individuos”, puntualizó la legisladora.