El diputado reformista Néstor Muñoz, vinculado por las autoridades a un cargamento ilegal de armas, negó hoy cualquier relación con este caso y pidió una amplia investigación para esclarecer este hecho.

Durante una intervención en la sesión de hoy de la Cámara de Diputados, el congresista, representante del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) por San Pedro de Macorís, se definió como un "ciudadano responsable" que vive "apegado a los valores".

A la vez, Muñoz aseguró que no ha viajado a Estados Unidos en los últimos tiempos, como se ha informado.

Por último, agradeció a su pueblo por el "apoyo moral" que, aseguró, le ha brindado tras el señalamiento en su contra.

El procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, reveló ayer que fue ampliada la investigación sobre el tráfico de armas que involucra a Muñoz, y que solicitó a la Suprema Corte de Justicia (SCJ) la designación de un juez especial para este caso.

"Hay un proceso de investigación y, ciertamente, el nombre del congresista ha salido a relucir durante la investigación y durante el proceso", dijo el funcionario a los periodistas.

"Podemos confirmarles que al surgir su nombre (el del congresista) la investigación ha sido ampliada y hemos designado a dos miembros del Ministerio Público para que completen esa investigación", dijo.

El PRSC ha negado la participación del diputado en el tráfico de armas de alto calibre, decomisadas recientemente por la Dirección General de Aduanas (DGA).