La Cámara de Diputados convirtió en ley este mediodía  el proyecto de reforma a la Ley Orgánica de la Policía Nacional,  tras ser aprobado en dos lecturas consecutivas.

El proyecto pasa ahora al Poder Ejecutivo para su observación y promulgación. Ya el Senado dio su visto bueno.

PUNTOS ACORDADOS

  • Se llamará Director General y no Jefe al líder de la Policía y su permanencia en el puesto solo será de dos años sin prórroga.
  • Reducción del Consejo Superior Policial, que está bajo la dirección del Ministerio de Interior y Policía.
  • Se reducen  de 17 a ocho los miembros del Consejo Superior Policial.
  •  Se establece un límite máximo de  20 generales en el país.
  • No se le prestará agentes policiales a personas físicas a menos que estén en grave peligro.
  • Se fortalece el departamento  de Asuntos Internos para evitar los abusos policiales.
  • Los miembros de la Policía Nacional podrán ser ascendidos de rango dentro de sus niveles respectivos, cuando hayan cumplido el tiempo mínimo de antigüedad en su grado en servicio y reúnan los requisitos académicos, disciplinarios, de eficiencia y eficacia, establecidos en esta ley y en el reglamento de ascensos de la institución.
  • El Consejo Superior Policial dictará un reglamento que establecerá las reglas sobre uso de la fuerza que gobernarán el accionar de los miembros de la Policía Nacional

El diputado Elpidio Báez, presidente de la Comisión Interior y Policía, explicó que en el proyecto se plantea una nueva metodología de investigación y mejorar la proximidad con la población.

El diputado Vinicio Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), votó en contra del proyecto argumentado que el mismo plantean la posibilidad de que se nombre a ciudadanos para hacer investigaciones, una facultad exclusiva del Ministerio Público.

A la vez, señaló, que no puede haber reforma en la Policía Nacional "con los sueldos de miseria de sus miembros. Eso es utopía", subrayó el legislador.