Diputados de diferentes partidos políticos rechazaron hoy un juicio político contra el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, propuesto por Adocco por las anomalías denunciadas en el poder judicial.

La Alianza Dominicana Contra la Corrupción (Adocco) solicitó ayer al Congreso Nacional dar los pasos institucionales que permitan a la Cámara de Diputados, conforme a las disposiciones del artículo 83 de la constitución, iniciar las investigaciones tendentes a someter ante el Senado a Germán "por la comisión de faltas graves en el ejercicio de sus funciones".

Entre las faltas, señaló, la de conminar al juez consejero Francisco Arias Valera a dimitir como juez y miembro del Consejo del Poder Judicial, cuando su responsabilidad como presidente del Consejo y de la SCJ, era la de someterlo a juicio disciplinario y posteriormente a la justicia ordinaria.

El diputado Rubén Maldonado, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), dijo hoy que los que piden tal juicio "no representan a nadie" excepto a "sus intereses individuales".

Asimismo, les llamó "perversos" y aseguró que éstos son capitaneados "por la gente de Participación Ciudadana" y por algunos funcionarios, que no citó, y aseguró que el único objetivo de éstos es "hacerle daño al PLD".

Por su lado, su colega Hugo Núñez, del Partid Revolucionario Dominicano (PRD), rechazó un posible juicio político porque el presidente de la SCJ, dijo, "no ha sido acusado de nada".

Asimismo, señaló que el Consejo del Poder Judicial está analizando los sometimientos de los jueces "que están en problemas".

El coordinador general de Adocco, Julio César de la Rosa Tuburcio, informó ayer de que convocará a la ciudadanía a la realización de cadenas humanas frente a la Suprema Corte de Justicia y frente al Congreso Nacional con el objetivo de que se realice el juicio político en contra del presidente de la SCJ.

Cinco jueces fueron acusados recientemente por el procurador general, Francisco Domínguez Brito, de, supuestamente, formar parte de una estructura dedicaba a manipular procesos judiciales y a negociar la libertad de criminales.

La estructura era dirigida, supuestamente, por el renunciante consejero del Poder Judicial, Francisco Arias Valera, quien se dedicaba a manipular procesos judiciales y negociar libertades de personas ligadas al crimen organizado, principalmente en las áreas del narcotráfico, lavado de activos y corrupción, según el procurador

Los jueces son José Duvergé Mejía, Rosó Vallejo Espinosa, Víctor Mejía Lebrón, Awilda Reyes Beltré y Delio Germán Figueroa, quienes fueron suspendidos por el Consejo del Poder Judicial.EFE