Este lunes trabajadores de la compañía Air France agredieron violentamente a directivos de la empresa, la cual anunció el viernes pasado el despido de dos mil 900 personas para 2016 y 2017. 

Entre los atacados se encontraba el director de Recursos Humanos, Xavier Broseta. Todo surgió cuando los directivos estaban en una reunión del Comité Central en Roissy, a las afueras de París. Los manifestantes exigieron la dimisión de Frédéric Gagey, CEO de Air France. .

Tanto Broseta, como el directivo Pierre Plissionier, encargado de la compañía en el aeropuerto de Olry, tuvieron que escapar por encima de las vallas de seguridad. Fueron agredidos y perdieron parte de la vestimenta. 

"La cosa está muy tensa en Air France, la direccóin general no quiso abrir las rejas de la plaza en la que teníamos prevista una concentración pacífica, con lo que la dirección ha alimentado la tensión entre los empleados", explicó Michel Forteat, sindicalista, a la emisora local France Infos. 

El primer ministro frances, Manuel Valls, se dijo "indignado" por estos hechos y ofreció su "pleno apoyo" a la dirección de Air France.