El director general de la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), Héctor Mojica, lamentó el enfrentamiento protagonizado por miembros del Sindicato de Chóferes de Tamboril y representantes de la ruta CJ27 del "concho de Santiago", y ordenó una exhaustiva investigación al respecto.

Mojica afirmó que el Ayuntamiento aprobó de manera incorrecta la resolución que crea la "ruta interna CJT, que recorrerá comunidades tales como carretera Tamboril hasta la zona franca de Micalo Bermúdez, Carretera Bijol y otras.

"Esta ruta será unificada con CJ27 que se permitirá su ampliación", acción para la cual el Ayuntamiento de Tamboril no está facultado, indicó el responsable de la OTTT en un comunicado.

La Ley No. 176-07 del Distrito Nacional y los Municipios, relativo a las Competencias Propias del Ayuntamiento, establece ordenar y reglamentar el transporte público urbano, no así el interurbano y "al salirse de los limites urbanos en la aprobación de esta ruta el ayuntamiento crea un conflicto con otras ya establecidas", sostuvo Mojica.

Además, el Decreto 489-87 que crea la Oficina Técnica de Transporte Terrestre (OTTT), le otorga, entre otras funciones, la de "establecer y otorgar rutas urbanas e interurbanas".

Al analizar la referida resolución se pudo comprobar que, efectivamente, la nueva ruta autorizada por el Ayuntamiento de Tamboril es interurbana, y solo puede ser regulada por la OTTT, puesto que la función del consistorio es solo reglamentar las rutas en el casco urbano del municipio.

No es competencia de los ayuntamientos regular rutas cuyo recorrido traspase su límite urbano, esa es una función exclusiva de la OTTT, insistió Mojica.

"La ruta Canca la Piedra-Tamboril-Santiago, operada por el Sindicato de Chóferes de Tamboril Santiago (Sichotam), está autorizada mediante contrato por la OTTT, pues se trata de una ruta interurbana", apuntó.

"Los operadores solicitaron a la institución su intervención en el caso, al entender es ilegal la resolución emitida por el ayuntamiento de Tamboril", expresó Mojica.

En virtud de lo anterior, desde hace varios días, la OTTT está haciendo los esfuerzos necesarios para reunir a las partes en conflicto y se creó una comisión que procura dar solución al conflicto.