Un hombre discapacitado será indemnizado por la aerolínea United Airlines, luego que tuviera que arrastrarse fuera del avión debido a que no tuvieron silla de ruedas adecuada para transportarlo.

D'Arcee Neal, un hombre de 29 años con parálisis cerebral, viajó durante cinco horas de San Francisco a Washington, reseñó la cadena CNN.

A su llegada, esperó que la tripulación le trajera una silla adecuada para ayudarle a desembarcar, pero luego de esperar casi 30 minutos y con la necesidad de ir al baño Neal prefirió arrastrarse.

Días después del incidente un representante de la aerolínea llamó a Neal para disculparse y ofrecerle 300 dólares en compesación.

Neal aceptó el dinero ya que es un activista a favor de los derechos de discapacitados y aseguró que nadie debería pasar por lo mismo.