El Cuarto Juzgado de la Instrucción dispuso la libertad de Luis Gabriel Viloria Soriano, el esposo de la presentadora de televisión Ibelka Ulerio, quien guardaba prisión por la acusación de clonación de tarjetas, estafa y otros delitos.

Así lo informó hoy la Fiscalía del Distrito Nacional, quien de inmediato anunció que apelará esta decisión.

Viloria Soriano, quien guardaba prisión desde julio pasado en la cárcel de La Victoria, logró que le variaran la pena y ahora, en cambio, solo tendrá que presentarse periódicamente ante el tribunal.

La decisión fue tomada por el juez del Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional Ramón Atila Lambertus.

Además de la medida referida, el magistrado Lambertus impuso a Viloria Soriano impedimento de salida del país y una garantía que afecte todos los bienes identificados de su propiedad, hasta el valor de cinco millones de pesos.

Los bienes sobre los que dictaminó la garantía son investigados por el Ministerio Público por los indicios de que fueron obtenidos producto de las actividades ilícitas a las que se dedica el imputado, explicó el fiscal Pedro Amador al salir de audiencia.

De acuerdo con la Fiscalía del Distrito Nacional, el tribunal acogió la solicitud del Ministerio Público de declarar complejo este caso y fusionarlo con el del coimputado Jonathan Alberto Duarte Vargas, "por la conexidad entre ambos y por tratarse de una delincuencia organizada".

No obstante, varió la medida a Viloria Soriano y dispuso su libertad, precisó.

Viloria Soriano y Duarte Vargas "son imputados de formar parte, como protagonistas de primer orden, de una de las organizaciones criminales más poderosas en toda Latinoamérica, dedicada a la clonación de tarjetas de crédito, en perjuicio de múltiples entidades del sistema financiero nacional e enternacional y de particulares", según la acusación.

"Estamos ante un proceso de investigación en el que hasta el momento se han identificado en adición a los imputados una cantidad importante de personas que con ellos conforman un grupo criminal, que han afectado con sus hechos al menos a cinco mil ciudadanos y a tres entidades bancarias del sistema financiero nacional", precisó la Fiscalía.