La Dirección Nacional de Control de Drogas conjuntamente con oficiales del Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria y de Aviación Civil (CESAC), la Dirección General de Aduanas (DGA) y bajo la dirección jurídica del Ministerio Publico, decomisó 70 unidades de castaños conteniendo en su interior una sustancia blanca presumiblemente cocaína o heroína con un peso aproximado a los 24 kilogramos que iban a ser exportadas hacia Estados Unidos, a través del Aeropuerto Internacional Cibao.

La droga estaba camuflada dentro de 70 unidades de la fruta en cuestión, cubiertas por bolsas plásticas embaladas en unas 12 cajas listas para ser exportadas en el vuelo 1625 de United Airlines, desde el aeropuerto Internacional Cibao hacia el aeropuerto de Newark, Nueva Jersey.

El decomiso de la droga se produjo cuando oficiales de la DNCD adscritos al Centro de Información y Coordinación Conjunta (CICC) de la DNCD procedían a hacer un chequeo manual de personas y verificación de equipajes en el área de carga de la terminal aeroportuaria.

De inmediato la agencia antidroga abrió una investigación a los fines de determinar la procedencia y destino de la sustancia alucinógena y así proceder a apresar a los implicados en este caso.

Las 70 unidades conteniendo la droga serán remitidas de inmediato al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) para determinar el peso exacto y el tipo de droga de que se trata.