El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, afirmó hoy, viernes, que el alcalde de San Francisco de Macorís, Félix Manuel Rodríguez Grullón, debe cesar en sus funciones, ya que ha sido sometido a la justicia por presuntos actos de corrupción.

El funcionario recordó que la Ley 176-07 establece en su artículo 44 sobre los Distritos Municipales y los Municipios que cuando se presenten casos como el que involucra a Rodríguez Grullón, los alcaldes deben cesar en sus funciones y dar paso a su vicealcalde.

Domínguez Brito dijo que dicha suspensión y la de los demás imputados evita que en el caso de dicha alcaldía se maniobre para entorpecer el desarrollo del proceso.

"Estamos ante un grave caso de corrupción en donde el dinero del erario, según las investigaciones, ha sido utilizado de forma incorrecta en detrimento del Estado dominicano", manifestó.

Por último, señaló que la corrupción "en todas sus manifestaciones" debe encontrar "un freno definitivo y eso lo debe garantizar la Justicia".

"No más impunidad contra los llamados delitos de cuello blanco en República Dominicana", concluyó.

El alcalde de San Francisco fue enviado a juicio de fondo luego de que la Corte de Apelación de Santo Domingo revocara un auto de 'no ha lugar', y se está a la espera de la asignación del tribunal que conocerá el caso y la fijación de la fecha de audiencia.

Rodríguez Grullón está acusado de malversar 400 millones de pesos, y otros tres funcionarios del Ayuntamiento fueron favorecidos por el juez de la Instrucción Especial de la Cámara Penal de la Corte de Apelación de la provincia Santo Domingo, Víctor Mejía Lebrón, cuya decisión fue apelada por el Ministerio Público y ayer revocada por el tribunal presidido por el juez Manuel del Socorro Pérez.

Los otros acusados, también por un delito de desfalco, eran el encargado de nóminas del Consistorio, Jerson Neris Lizardo Pérez, la tesorera, Fior D'liza Genao Hernández, mientras que Ana Hilda Bobie Aquino de Lizardo estaba imputada como cómplice.