El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, calificó el 2015 como un año potencial en el fortalecimiento de la investigación y persecución del crimen organizado en el país, lo que permitió que se desmantelaran cuatro grandes estructuras del narcotráfico nacional y lavado de dinero, con ramificaciones internacionales.

Dijo que en los doce meses de este año, en operaciones realizadas en coordinación con otros organismos de seguridad del Estado, fueron apresados los principales cabecillas y otras personas involucradas en esas bandas criminales, donde se incautaron dinero en efectivo, bienes inmuebles, drogas, armas y otros objetos.

Destacó además la captura y apresamiento de cuatro de las personas más buscadas por presunto lavado de activos y narcotráfico: Jonás Aquiles Castillo, del caso de Junior Pañales; Cristian Manuel Sención Maceo, relacionado con el caso Ferry, Cristian Vanesa Pérez Beato, del caso Darío Gasolina y la última captura, la de Pascual Cordero Martínez, alías "El Chino".

Todos guardando prisión preventiva en diferentes jurisdicciones del país.

En ese orden recordó el desmantelamiento de las bandas de Gregorio Vilorio Pérez, alias Darío Gasolina; Francisco Antonio Urbáez Suero (Robelín o El Alacrán), Junior Gabriel Brea Divanna (Junior Pañales) y el caso de Reyna Margarita Núñez Infante, acusada de lavado de activos y de estafar al Estado a través del Ministerio de Educación.

Domínguez Brito dijo, además, que a través de la Procuraduría Especiliazada Antilavado, se incautó en el año que finaliza, un total de 1,600 millones de pesos, y que en el caso de contabilizar los productos afectados o inmovilizados en el sistema bancario nacional la suma ascendería a dos mil millones de pesos.