El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, instruyó que se solicite prisión preventiva contra el procurador fiscal coordinador de la Fiscalía Comunitaria de Gualey, Gabriel Américo Suero, por supuestamente haber incurrido en faltas graves en el ejercicio de sus funciones.

Suero Moquete se encuentra detenido en la cárcel pública del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva tras una orden de arresto y allanamiento en su contra por presuntamente incurrir en los delitos de prevaricación, asociación de malhechores, robo y extorsión en perjuicio del propietario de una compraventa del sector de Gualey.

El fiscal es investigado por la Procuraduría General de la Corte de Apelación del Distrito Nacional y la Inspectoría del Ministerio Público tras recibirse una querella por parte del propietario de dicha compraventa.

El citado propietario fue apresado y les fueron confiscados diferentes artículos durante un allanamiento hecho por Suero Moquete a dicho negocio, procediendo, presuntamente el fiscal a exigirle posteriormente la suma 100,000 pesos, de los cuales dice le entregó 70,000, para su liberación y la devolución de los objetos incautados.

Junto a Suero Moquete también son investigados Daniel Rivas, mensajero de la Fiscalía Comunitaria de Gualey, y el sargento de la policía, Eury M. Pérez De Los Santos.

En el transcurso de la investigación se ha establecido que el fiscal no cumplió con el proceso de rigor en el allanamiento, ya que no procedió a levantar el acta correspondiente en estos casos, donde debe constar la cantidad de objetos confiscados.

La Procuraduría informó que fue depositada hoy y ante la magistrada Nancy María Joaquín Guzmán, jueza de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, en su función de Juez de la Instrucción Especial, la instancia con la solicitud de medida de coerción en contra de Gabriel Américo Suero, procurador fiscal del Distrito Nacional; Daniel Rivas, mensajero de la fiscalía comunitaria de Gualey, y el sargento Eury M. Pérez de Los Santos.

"Hemos dicho en reiteradas ocasiones que no toleraremos ni seremos permisivos con miembros del Ministerio Público que de una forma u otra en el ejercicio de sus funciones cometan faltas graves. Ningún miembro de esta institución puede accionar de forma tal que se convierta en representante del mal en lugar de combatirlo", manifestó el Procurador General.

Agregó "seremos drásticos, respetando las normas y las garantías procesales, y esperamos que este fiscal y todos los involucrados sean juzgados con la 'drasticidad' que requiere este caso. Este tipo de acción enloda el trabajo de cientos de hombres y mujeres en todo el territorio nacional que se entregan en cuerpo y alma para perseguir y combatir todo hecho delictivo, que es a lo que estamos llamados los integrantes del Ministerio Público".

Dicha solicitud está basada en la violación de varios artículos del Código Penal Dominicano, que describen la conducta típica de prevaricación asociación de malhechores, robo y extorsión.

El Ministerio Público presentó junto a la solicitud, como oferta probatoria, elementos de prueba documentales y testimoniales con los cuales asegura que demostrará su vinculación con los hechos imputados.

En la instancia indica que la medida de coerción más idónea en este caso es la prisión preventiva.