El candidato republicano colaboró en una producción de Playboy en el año 2000.