El polémico magnate y aspirante republicano a la Presidencia de EE.UU., Donald Trump, defendió ayer imponer “algún tipo de castigo” a las mujeres que aborten.

Trump, que se declara a favor de ilegalizar los abortos salvo en algunas excepciones, se expresó así al ser presionado durante una entrevista para que definiese qué consecuencias tendría esa prohibición.
Tras varios intentos de sortear la pregunta y cuestionado directamente, el magnate dijo finalmente: “La respuesta es que debe haber algún tipo de castigo” para la mujer.

Trump aseguró no tener ahora mismo una opinión sobre qué tipo de medidas y reconoció que se trata de una cuestión “muy complicada”.

Preguntado sobre cómo se aplicaría una ilegalización del aborto, el precandidato republicano dijo que probablemente se “volvería a una posición como la que hubo en la que la gente, quizá, iría a lugares ilegales”.

“Pero tienes que prohibirlo”, defendió Trump, que se declaró “pro vida”, un mensaje en el que ha insistido durante su campaña, tras previamente haber apoyado el derecho al aborto.

El aspirante republicano se refirió al asunto en una entrevista con el canal MSNBC que se emitió anoche.
Tras esos comentarios, la campaña de Trump remitió un breve comunicado a los medios en el que señaló que el asunto de la prohibición del aborto y de los posibles castigos a la mujer “no está claro y debe ser trasladado de nuevo en los estados para su determinación”.

“Como Ronald Reagan, soy pro vida con excepciones, que he señalado en numerosas ocasiones”, señaló Trump en la nota.

Anteriormente, el precandidato a la Casa Blanca había expresado su apoyo a que haya excepciones en caso de violación, de incesto o cuando la vida de la madre corra peligro.

Los comentarios de hoy de Trump provocaron reacciones inmediatas, como la de su rival por la candidatura republicana John Kasich, que se mostró totalmente en contra de castigar a la mujer por abortar.

“Creo que seguramente Donald Trump encontrará una forma de decir que no dijo eso o que se le citó incorrectamente, pero (...) no creo que sea una respuesta apropiada”, dijo Kasich a la MSNBC.

La favorita en el bando demócrata, Hillary Clinton, reaccionó a través de Twitter, calificando las palabras de Trump de “horribles y reveladoras”.