“Varias personas se escondieron en nuestro camarín y los asesinos pudieron entrar y mataron a cada uno de ellos, salvo a un niño que se había escondido debajo de mi chaqueta de cuero”, fue parte del duro relato que un conmocionado Jesse Hughes emitió a Vice y que en los próximos días publicarán en su totalidad.

Es la primera vez que Hughes, junto a Josh Homme –miembro de la banda, pero que no estuvo en la trágica presentación– hablan de los dramáticos hechos a los que Eagles of Death Metal se vio enfrentada el pasado viernes 13 de noviembre en el Teatro parisino Bataclan. “La gente se hacía el muerto y estaban muy asustados. Una razón por la que murieron tantos es porque muchos no quisieron dejar a sus amigos... Muchas personas se pusieron delante de otras personas”, contó Hughes.

Previo a esta entrevista, solo habían emitido una declaración oficial donde afirmaban estar “horrorizados”.