Al menos 11 personas fallecieron y varias decenas más están desaparecidas por derrumbes en los estados mexicanos de Puebla (centro) y Veracruz (este) a raíz de la ya extinta tormenta tropical “Earl”, mientras que este domingo se formó la tormenta “Javier” en el Pacífico.

“Lamentablemente han fallecido 10 personas a causa de los deslaves de cerros” en Coscomatepec, Tequila y Huayacocotla, en la zona serrana del estado de Veracruz, reveló este domingo su gobernador, Javier Duarte, a través de su cuenta de Twitter.

El gobernador elevó así la cifra de seis muertos que había dado el sábado Protección Civil, incluyendo a dos menores de edad.

Mientras tanto, en Veracruz varios ríos crecieron y decenas de familias fueron evacuadas por “Earl”, que llegó a tener la categoría de huracán, pero perdió fuerza al tocar las costas de Belice. Y el jueves tocó tierra como tormenta en Tabasco (sur) debilitándose ese mismo día a depresión tropical.

En Puebla, asímismo, otro deslave sepultó 13 casas en una zona montañosa de Xaltepec, en el municipio de Huauchinango, donde dejó al menos un muerto, informó ayer la Secretaría General de Gobierno de Puebla a través de un comunicado.

Las brigadas de Protección Civil trabajaban en este municipio a unos 198 kilómetros de Ciudad de México “para ubicar a otras personas que pudieran encontrarse en la misma situación”, dijo la secretaría.

Una fuente del gobierno de Puebla dijo a la agencia AFP que -al menos- hay una decena de desaparecidos.

“Lamento profundamente la pérdida de vidas tras deslaves ocurridos en Huauchinango y Tlaola por la tormenta tropical #Earl”, dijo en Twitter el gobernador del estado, Rafael Moreno Valle, que se desplazó al lugar de los hechos.

Al menos 200 vecinos de Huauchinango se trasladaron a un albergue tras las lluvias, aunque la oficina de Protección Civil habría considerado abrir dos espacios más para recibir a otros 250 evacuados.
Más allá de ese balance todavía parcial entregado por las autoridades, este domingo se formó en el Pacífico la tormenta tropical “Javier”, que a las 6:00 de la tarde, hora GMT, se encontraba a 175 kilómetros al oeste de Manzanillo, Colima (oeste), y 115 al oeste de Playa Perula, Jalisco (oeste).

“Javier” se alejaba de la costa mexicana hacia el oeste-noroeste a 19 km/hora con vientos máximos sostenidos de 75  km/h y rachas de hasta 95 km/h, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).
Las autoridades advirtieron de tormentas intensas y torrenciales en Jalisco y Colima y lluvias muy fuertes en zonas de Nayarit, Sinaloa, Michoacán y Guerrero (sur).

El SNM advirtió sobre la  inminencia de posibles deslaves y desbordamientos de ríos y pidió extremar precauciones en la navegación marina por las fuertes ráfagas de viento y mareas por la tormenta.