Ecuador traspasó hoy oficialmente a la República Dominicana, en un acto en la sede de la Organización de Naciones Unidas (ONU), en Nueva York, la presidencial temporal de Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

Al acto, encabezado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, asistió una delegación dominicana, presidida por el canciller Andrés Navarro, quien señaló que desde su turno al frente de la Celac, el país impulsará iniciativas para enfrentar los problemas que afectan a los 33 países que conforman el organismo.

Entre estos problemas, Navarro citó la erradicación de la pobreza, la seguridad alimenticia, el acceso masivo a la energía, el desarrollo sostenible y el cambio climático.

Al intervenir ante los delegados de países que conforman el organismo regional en la ONU, Navarro destacó que "verdaderamente estos desafíos pueden representar para la Celac, formidables oportunidades para alcanzar metas concretas y consecuentemente, el éxito de nuestro proyecto en común".

Señaló que los desafíos son "tan diversos y graves" que, como señaló el presidente Danilo Medina en la pasada cumbre de la Celac celebrada en Ecuador, "se requiere de una firme voluntad, sentido humanista e iniciativas innovadoras y proactivas, para poder cumplir con las expectativas de los pueblos de la región frente a la pobreza, la terrible desigualdad social, los millones de jóvenes que ni trabajan ni estudian, entre otros males comunes que demandan de una respuesta acorde con lo que representa América Latina y el Caribe".

A la vez, aseguró que la constante evolución de la coyuntura global impone la necesidad de que la Celac desarrolle una activa estrategia de desarrollo sobre la base de las experiencias que se registran en la región.

En ese sentido, dijo, dirigiéndose a Ban, que "apoyaremos las iniciativas de las Naciones Unidas de convocar a citas internacionales durante todo el año de nuestra presidencia pro témpore de la Celac para tratar problemas como el marcado déficit de viviendas, el grave problema del consumo y distribución de narcóticos, además del tema de los refugiados y los migrantes, entre muchos otros males".

Navarro aseguró que la Celac "es el mejor terreno para fortalecer la correlación política entre todos los países de la región, siempre con un espíritu de solidaridad y visión integracionista como vía para desarrollar estrategias y mecanismo comunes que son indispensables para lograr crecimiento económico y el bienestar social que demandan nuestros pueblos".

Asimismo, aseguró que durante la presidencial temporal de la Celac, la República Dominicana dedicará sus esfuerzos en defender las posiciones regionales en todos los escenarios que sea necesario "y con la suficiente energía impulsara que sean debidamente atendidas, pues de la misma manera propugnaremos para que nuestro particular espacio sirva para potenciar aún más la voz de nuestros pueblos en la defensa de sus anhelos".

La Celac está integrada por Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, República Dominicana, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guayana, Haití, Honduras y Jamaica.

Asimismo, por México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Santa Lucía, San Cristóbal y Nieves, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.