El edificio del Sistema Nacional de Atención a Emergencias y Seguridad 911 se convirtió en el primer espacio certificado cardioprotegido de República Dominicana, informó hoy el Ministerio de la Presidencia, órgano rector de ese servicio.

Un edificio cardioprotegido es aquel que dispone de Desfibrilador Externo Automático (AED, por sus siglas en inglés), que pueda proporcionar una descarga eléctrica capaz de estimular al corazón en pocos segundos y así salvar la vida de una persona ante un evento de paro cardiológico repentino.

El director ejecutivo del Sistema Nacional de Emergencias y Seguridad 911, Dalvert Polanco, explicó que ya se encuentran instalados en cada uno de los tres niveles del edificio, igual número de Desfibriladores Externos Automáticos; equipos que permitirán al personal del sistema brindar la asistencia oportuna a cualquier persona afectada por un paro cardiorespiratorio.

Polanco dijo que con el entrenamiento y certificación de espacio cardioprotegido del 911, se reafirma el compromiso de esa institución de continuar salvando vidas como se ha venido haciendo durante estos 18 meses de implementación en el Gran Santo Domingo, donde ya se ha prestado atención a más de 350.000 emergencias.

Para que un edificio se considere cardioprotegido, además de contar con los desfribilizadores, su personal debe ser certificado en el manejo de estos equipos, a través de un entrenamiento.

El personal del 911 que recibió la certificación del Emergency Educational Institute de Florida, fue capacitado por el instructor Ramón Alejandro Reyes Díaz, director del Centro de Entrenamiento del American Safety Health & Institute.

Además de Reyes Díaz, también sirvió como instructor Alexander Pacheco, quien orientó a los colaboradores del 911 acerca de cómo utilizar el aparato y realizar las maniobras de Reanimación Cardiopulmonar (RPC); técnicas necesarias para estabilizar a un paciente afectado por un paro cardiorrespiratorio.

Con la colocación de los tres desfibriladores en el edificio del 911, se busca brindar asistencia a cualquier persona que sufra un paro cardiorrespiratorio mientras esté en las instalaciones del Sistema, sin que el nivel del edifico en que se encuentre sea un obstáculo.