¿Qué significa tu eslogan, “Comienza el futuro”?

El lema de lo que se trata es de un futuro diferente para este país, no solo para la juventud, aunque no niego que casi el 60% del electorado para el año 2016 tiene menos de 40 años, estadísticamente hablando.

Lo que queremos hacer es tratar de convocar un movimiento de participación, más allá de la candidatura, para cambiar los paradigmas de cómo se ejerce la política en el país; si no, no vale la pena involucrarse en esto.

"Comienza el futuro”, más que un eslogan, es un movimiento.

¿Qué diferencia a Eduardo Sanz Lovatón de los demás?

Tú sabes de dónde yo vengo, tú sabes de qué yo vivo y tú sabes lo que yo he hecho, esas tres cosas son una gran diferencia. Yo no he fallado porque yo no he estado en ningún sitio, no me pueden comparar con quienes han tenido puestos en el Estado.

No todos los políticos son iguales, ese es el engaño de los políticos corruptos que quieren seguir ahí.
El 90% de la dirigencia dominicana no puede explicarle a la ciudadanía de lo que vive.

¿Cómo se diferencia tu campaña política de las demás?

Es difícil competir de una manera diferente, pero si no lo haces lo único que estás haciendo es repitiendo esquemas, es un “quítate tú pa´ ponerme yo”.

Yo tengo muy en mi mente y en mi corazón el medio ambiente de esta isla.

Si yo fuera senador no levantaría la mano por un barrilito, yo no levantaría la mano por un proyecto de Presupuesto que le da a seis senadores más presupuesto que todo lo que dedica el Estado dominicano a Promipyme.

Quiero estar en política para tratar de cambiar el país.

¿Qué proyectos pretendes impulsar al llegar al Senado de la República?

Un proyecto que quiero impulsar es que la educación pública dominicana sea bilingüe. Hoy en día, el que no sabe inglés es un analfabeto funcional en el mercado laboral internacional, una isla que vive del turismo necesita que su juventud maneje un segundo idioma.

Propondré una Ley de Fiscalización Legislativa, para ampliar las obligaciones de supervisión a los legisladores.

Desde el Senado, impulsaré una Ley de Seguridad Urbana.

¿Qué planes tienes en relación con la seguridad ciudadana?

La seguridad ciudadana, más que represiva, tiene que ser comunitaria, la seguridad comunitaria trata de que las junta de vecinos y los organismos comunitarios pueden ser colaboradores de las fuerzas del orden; proponemos una ley de seguridad ciudadana para que la gente colabore con la Policía.

¿Qué planes tienes para involucrar a los jóvenes en la política?

La labor de nosotros es explicarle a la gente que no le interesa la política, que hace rato que ya están en eso, lo que pasa es que no lo saben. Si no te metes en política estás con Danilo Medina.

Hay muchas formas de involucrarse, se pueden generanr movimientos en cascada. Estamos convocando a la juventud diciéndoles: “¿Te vas a seguir dejando gobernar por un grupo de ladrones?”.

¿Por qué decides ingresar al PRM y apoyar a Luis Abinader?

Yo estoy apoyando a Luis Abinader porque es un hombre que no tiene una sola tacha en el país, un hombre exitoso en el sector privado, graduado en las mejores universidades del país, y es la única esperanza de cambio que tenemos.

¿Cómo ves la situación de polarización política que existe en el país?

Para bien o para mal, la sociedad dominicana esta polarizada, los mismos para lo mismo, la comparsa de letras de Miguel, Danilo, Quique... que son la gente que nos han gobernado durante 50 años y nos han regalado un país sin luz eléctrica, sin seguridad ciudadana, sin oportunidades de empleo; y del otro lado, un cambio posible, un cambio real, con gente aguerrida y con experiencia en la política, pero sin tacha que le pisen.

La realidad es que el país está dividido en dos: los mismos y el cambio.

¿Qué pasará en el PRM en relación con la plaza del Distrito Nacional, cuál será el método de elección?

Lo que decidió la comisión política es que se va a decidir la candidatura a senador, alcalde y diputado por una convención de voto universal, salvo que los candidatos podamos consensuar una metodología como son las encuestas; yo prefiero el voto universal.

¿Es coherente el PRM cuando acoge a gente del PLD, que ha renunciado por disgusto?

No todos los peledeístas son malos ni todos los perremeístas somos buenos. Hay gente que simple y llanamente está buscando su espacio de participación.