El Ministerio de Educación asumirá la construcción de las nuevas instalaciones del Instituto Reformatorio de Jóvenes, ubicado San Cristóbal, donde estudian carreras técnicas unos 900 alumnos internos y semiinternos.

En los trabajos serán invertidos 239.3 millones de pesos.

En una ceremonia celebrada en las antiguas instalaciones del instituto, el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret; y el procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, dieron el primer palazo para iniciar la demolición de los agrietados e inseguros pabellones.

La obra constará de cuatro fases, la última integrada por un cuarto edificio que albergará los talleres de tapicería, plomería, ebanistería, sastrería, barbería, dos aulas docentes y sala de informática.

La edificación central de las nuevas instalaciones tendrán cuatro fases: una de 25 aulas para más de 800 estudiantes, áreas administrativas y 80 dormitorios con camas dobles que acogerán a 160 jóvenes y ocho talleres, precisó el Ministerio de Educación.

La construcción de la nueva edificación se realizará con fondos del presupuesto del Ministerio de Educación.

Las instalaciones del Instituto Preparatorio de Menores fueron construidas en 1955 bajo la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo.

El Instituto Reformatorio de Jóvenes acoge 100 estudiantes internos, 600 alumnos con problemas de conductas procedentes de otros centros educativos de la provincia (externos) y otros 200 jóvenes que participan en los talleres de capacitación que imparte Instituto Técnico Profesional (Infotep).

El centro, que opera bajo la modalidad de jornada escolar extendida, concentra un programa de educación integral que contiene formación académica, técnico vocacional y religiosa; con un seguimiento estricto del menor desde que ingresa hasta seis meses después que abandona el recinto.