Edward Montás, dirigente del Partido Reformista Social Cristiano, se presentó al Palacio de la Policía Nacional y acusó al sindicalista Blas Peralta de la muerte a a tiros del exrector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Mateo Aquino Febrillet.

“Yo observé a Blas Peralta portando una pistola, durante el acto en que resultó muerto Febrillet”, declaró en la Policía.

Señaló que fue Peralta que disparó al vehículo donde se encontraba Febrillet y su secretaria, quien resultó herida en la pierna izquierda.

Montás responsabiliza a Peralta y sus secuaces por la seguridad suya y de su familia.