Egipto extraditó hoy a la República Dominicana al francés Christophe Naudin, acusado por su implicación en la fuga del país caribeño en octubre pasado de dos pilotos, también franceses, que están condenados allí por narcotráfico.

Un portavoz del ministerio francés de Exteriores indicó que ha sido informado de la extradición de Naudin, y aseguró que París le ha "aportado todo el apoyo que podía" pero que se trata de "una decisión judicial que corresponde a Egipto".

La fuente hizo hincapié en que la embajada en Santo Domingo se ocupa "de cerca" de este asunto y "continuará garantizando la protección consular" del afectado "como para todo francés objeto de un procedimiento judicial en un país extranjero".

Michèle Naudin, esposa del extraditado, declaró en una entrevista al canal francés "BFM TV" que le daba la impresión de que la decisión de Egipto se había tomado "con precipitación" y, sobre todo, se quejó de que su marido -según le había dicho él mismo- "se sentía abandonado por Francia" y "había perdido la esperanza".

Sobre su envío a la República Dominicana, Michèle Naudin denunció que no es un Estado de derecho" y que allí su marido "ya está condenado" antes de juzgarlo porque "para ellos es un trofeo, quieren vengarse".

Su comité de apoyo, entre los que hay parlamentarios franceses, hizo hincapié en el delicado estado de salud de Naudin, que había tenido que ser hospitalizado desde que fue detenido en Egipto el pasado 4 de junio en virtud de la orden de arresto lanzada por la República Dominicana.

La justicia dominicana lo imputó por su implicación en la fuga de Pascal Jean Fauret y Bruno Odos, pilotos de un avión en el que se encontraron 700 kilos de cocaína cuando se disponían a despegar del aeropuerto de Punta Cana en marzo de 2013, hechos por lo que fueron condenados a 20 años de prisión.

Los dos pilotos aprovecharon que se encontraban bajo arresto domiciliario en espera de un recurso contra su condena para escapar por barco y llegar hasta las antillas francesas.

En su huida contaron con apoyo de antiguos miembros del Ejército del aire francés y de otras personas, entre ellas Naudin, que aparece en un vídeo en el que los dos pilotos huían de la República Dominicana en un fuera borda.

Fauret y Odos se encuentran en prisión provisional en Francia, donde fueron inculpados a su llegada por narcotráfico, precisamente por el tráfico de drogas con la República Dominicana.