BUEN AÑO PARA

Loretta Lynch

La 83 Fiscal General de los Estados Unidos se ha coronado como la “Cazadora de la Fifa”, después de anunciar una serie de acusaciones contra el tan denostado órgano de gobierno del fútbol.

En mayo, la mujer de 56 años se enfrentó a la Fifa, acusando a la organización deportiva de corrupción “rampante” durante más de dos décadas.

Papa Francisco

El Santo Padre se convirtió en una de las figuras internacionales más reconocidas y admiradas de 2015. De 78 años de edad, ayudó a normalizar las relaciones políticas entre Estados Unidos y Cuba, después de más de 50 años; presentó su encíclica sobre el cambio climático y se convirtió en el primer pontífice en visitar una zona de guerra activa en África.

Justin Trudeau

El nuevo primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, logró poner fin a casi 10 años de gobierno conservador al ganar las elecciones generales el 19 de octubre.

Desde sus primeros días en el cargo, el popular y carismático Trudeau hizo propuestas innovadoras para Canadá, como la legalización de la marihuana, y ha recibido la aprobación de la mayoría de los canadienses, según algunas encuestas.

MAL AÑO PARA

Sepp Blatter

En junio, el cabecilla de la Fifa anunció que iba a dimitir como jefe del organismo rector del fútbol mundial, a raíz de una investigación dirigida por el FBI sobre soborno y lavado de dinero.

El FBI estaba investigando a Blatter y otros ejecutivos de la Fifa en el pago a funcionarios del fútbol por más de US$150 millones en sobornos y comisiones ilegales. Este mes fue castigado, junto a Michael Platini, con estar alejado durante ocho años del fútbol.

Dilma Rousseff

En marzo se estima que 1,5 millones de personas salieron a las calles en todo Brasil a protestar por el escándalo de corrupción de la gigante petrolera estatal Petrobras.

Algunos ya han pedido juicio político para la presidenta Dilma Rousseff. Durante el período en el que Rousseff lideró la junta directiva de Petrobras hubo sobornos a políticos de alto nivel, por un total estimado de US$3,8 mil millones.

Rachel Dolezal

La  activista de los derechos civiles y exinstructora de estudios africanos de 38 años, tuvo que dimitir como presidenta de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color en Spokane, Washington, en junio.

Ella tuvo que renunciar tras las acusaciones de mentir acerca de ser afroamericana, hija de un hombre negro, y madre de dos niños afroamericanos.