El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) informó ayer que mantiene los niveles de alerta amarilla y verde en varias provincias, por posibles inundaciones urbanas, desbordamiento de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra, debido a las lluvias ocurridas durante estos días.

Para hoy la Oficina Nacional de Meteorología vaticinó que el cielo se mantendrá nublado con aguaceros dispersos y aisladas tronadas en la tarde hasta primeras horas de la noche.

El organismo indicó que este mal tiempo corresponde a la vaguada que continuará sobre la porción oriental del país, manteniendo la humedad e inestabilidad sobre el territorio, mientras que se prevé que para mañana miércoles la vaguada se desplace sobre Puerto Rico, aunque no obstante se originarán aguaceros.

En alerta

Según el  informe del órgano meteorológico, las provincias que se mantendrán en alerta amarilla son La Vega, Monseñor Nouel, Monte Plata, Hato Mayor, La Romana, La Altagracia, El Seibo, San Cristóbal (Villa Altagracia), San Pedro, Sánchez Ramírez y San Juan de La Maguna.

En verde están Santiago, Espaillat, el Gran Santo Domingo, Duarte, el Bajo Yuna, Dajabón y Montecristi.

El COE informó que en  Elías Piña, la comunidad Camino Mayo y la Alcantarilla tubular se encuentran severamente afectados por la crecida del río, y que en la carretera principal de Ocoa ocurrieron varios deslizamientos de tierra por las crecidas de los ríos Maguacay y Chacuey, por lo que estan incomunicadas las comunidades Los Callejones, La Hondonada, La Llana, Lo Yagrumbo, Duvijito, La Placeta, La Javilla, La Herradura, La Culata, Los Tres Paso y Loma de la Gallina.

En la provincia Sánchez Ramírez, la crecida del río el Naranjo derribó el puente del mismo nombre y se encuentran incomunicadas las comunidades del Naranjo y Laja con Cotuí. En la provincia Duarte continúa incomunicada de forma parcial  Los Contreras.

Las lluvias han dejado mil 81 viviendas afectadas, cuatro destruida, 5 mil 425 desplazados a casa de familiares,  20 comunidades incomunicadas, dos carreteras dañadas, cinco puentes afectados y 18 provincias en alerta.