El Centro de Operaciones de Emergencias (COE), mantiene los siguientes niveles de alerta amarilla y verde en varias provincias, por posibles inundaciones urbanas y repentinas, desbordamiento de ríos arroyos y cañadas, así como deslizamientos de tierra.

De este modo, continúan en alerta amarilla La Vega, Monseñor Nouel, Monte Plata, La Romana, La Altagracia, El Seibo, San Cristóbal (Villa Altagracia), San Pedro de Macorís, Sánchez Ramírez, San Juan de La Maguna, mientras que permanecen en alerta verde Santiago, Espaillat, El Gran Santo Domingo, Duarte (Bajo Yuna), Santiago Rodríguez, Dajabón, Montecristi, Elías Piña, San José Ocoa y Hato Mayor.

El COE adoptó la decisión en virtud del último boletín del de la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet), que informa de que continuarán los aguaceros y advierte de la saturación de los suelos debido a las continuadas precipitaciones.

Esta situación meteorológica se debe a una débil vaguada en los niveles medios de la atmósfera que durante el día de hoy se combinará con la humedad aportada por el viento del sureste y los efectos locales propios de la isla.

De este modo, durante la tarde y la noche se incrementará la nubosidad y se registrarán aguaceros locales, que en ocasiones podrían ser moderados, tronadas y posibles ráfagas de viento, en especial hacia las provincias anteriormente mencionadas.

Además, el COE informó de que, como consecuencia de las lluvias, en el municipio de Constanza, un camión fue arrastrado ayer por la crecida del río Tireo, cuyos ocupantes fueron rescatados por miembros de Protección Civil de la comunidad.

En Sánchez Ramírez se han restablecido la mayor parte de las comunicaciones, quedando pendientes solo las comunidades de Sonador, Palmar, La Sabana, Cevico Arriba y La Llana, que aún permenecen aisladas debido a las crecidas de los ríos Batero y Cevico.

Mientras, en la provincia Duarte, continúan incomunicadas, de forma parcial, la comunidad de Los Contreras, por la crecida del Caño Azul.

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), continua trabajando en la rehabilitación y la recuperación de las carreteras y puentes afectados, y distintas las instituciones del Estado asisten a la población que lo precisa, apoyando con los recursos necesarios a través del Plan Social de la Presidencia y Comedores Económicos.