Los equipos para realizar el conteo electrónico de los votos sólo transmitieron resultados en un 64 % de los colegios previstos en el nivel presidencial, reportó la Junta Central Electoral luego de la sesión del pleno del martes, en la que escuchó las explicaciones de sus funcionarios en distintas áreas estratégicas.

A pesar de la defensa del presidente de la JCE del método electrónico, “el sistema automatizado de escrutinio permitió procesar un total de 9,815 relaciones del nivel presidencial o A para un 64 %”.
En los demás niveles, el rendimiento resultó más deficitario, con 9,003 colegios en el municipal (B) para un 59 % y 8,236 para el congresional (C) y para el voto preferencial entre diputados (C1), para un 54 %, teniendo como referencia un universo de 15,339 colegios para las votaciones en el país.

El detalle está contenido en un informe que elaboró la JCE, con la aprobación de cuatro de sus cinco integrantes, en el que sostiene que “en relación al cómputo electoral no se configuraron las supuestas maniobras fraudulentas denunciadas”, esto en respuesta a la denuncia de seis de los candidatos presidenciales que participaron en las elecciones del 15 de mayo, que presenta las “evidencias para un fraude electoral”.

Sobre las unidades de lectura de huellas dactilares y registro de concurrentes, hicieron la transmisión de los datos 11,639 máquinas, para un 76%, contra 3,700, para un fallo del 24%.

La JCE, que el martes se reunió desde las 3:00 de la tarde hasta pasadas las 9:00 de la noche para analizar las denuncias de los candidatos Luis Abinader, Soraya Aquino, Pelegrín Castillo, Guillermo Moreno, Minou Tavárez y Elías Wessin Chávez, sostuvo que los casos en que las actas manuales reemplazaron a las digitales fueron 2,397.

De esa cantidad, sólo 796 arrojaron “algún tipo de variación”, con diferencias, en promedio, de 1 a 10 votos.

Detalla que, en sumatoria, estas variaciones implicaron 9,222, de los cuales 3,690 eran votos emitidos a favor del Partido de la Liberación Dominicana, diseminados en esos 796 colegios; además, 922 para el Partido Revolucionario Dominicano, 1,492 para el Partido Revolucionario Moderno, 1,082 para el Reformista Social Cristiano. “Se acordó que el acta que prevalecería en caso de discrepancia con la electrónica sería la manual, que es lo que ha ocurrido”, sostiene la JCE.

El órgano albitral respondió que las denuncias de irregularidades de los candidatos envuelven 83 colegios, en los que se registraron 19,939 votos emitidos, que representan un 0.42 % de la votación general en el nivel presidencial y no evidencian alteración de la voluntad del electorado.