El número de muertos por dengue, aunque pudiera pasar desapercibido o desplazado por las informaciones sobre el virus del zika, va en aumento. Entre los meses enero-mayo de este año han muerto 24 personas; cinco defunciones más que el año pasado en el mismo período de tiempo.

Para el doctor Pedro Sing, especialista en infectología, el dengue debería encabezar la lista de enfermedades virales a las que las autoridades dominicanas deberían prestar mayor atención, por incluir un elemento diferenciador: la muerte.

“El dengue ha causado estragos; ha causado luto en las familias dominicanas durante mucho tiempo. Si aplicamos bien el protocolo, si el pueblo de involucra y si el Gobierno invierte más en salud, nosotros sin duda tendremos menos dengue y por consiguiente menos muertes (…) El mismo mosquito que transmite el dengue, transmite el zika y la chikungunya, pero el dengue mata. Las otras, no. Se está investigando la microcefalia y el Síndrome Guilain- Barré que podría generar la muerte pero no son tantos casos como en el dengue”, detalla.

A juicio de Sing, de trata de un problema multifactorial que se podría solucionar con la intervención de todos los sectores; empezando por las familias, pasando por las alcaldías (en su función de recoger la basura) y terminando en las autoridades de salud.

“Debemos de invertir más en prevención de las enfermedades transmisibles. Son los 365 días del año; no cuando la gente empieza a morirse. Tenemos que recordar que estamos en el trópico. Debemos convocar voluntades. Desde el Colegio Médico Dominicano (CMD), desde el Ministerio de Salud Pública; desde los sectores especializados, como las enfermeras o bioanalistas. La salud no es sólo responsabilidad del Ministerio, es de todos”, enfatiza.

Este catedrático recuerda de manera especial la muerte de Jean Luis Reynoso – en octubre pasado-, joven de 16 años que conducía el programa SIN Juvenil, a quien el dengue le ganó la batalla.

“Cuando muere un niño, es una pérdida de un ser humano dominicano. Eso puede ocurrir en cualquier familia. Recordemos en caso del joven que trabajaba en televisión (Jean Luis), fue algo muy triste. Hay que convocar las voluntades. Son niños y madres dominicanas que estamos perdiendo”, reflexiona, luego de resalta el alto nivel de mortalidad a causa del dengue.

A Sing, le sorprende de manera significativa, el hecho de que en otros países hay más casos de dengue pero menos mortalidad si se compara con las cifras actuales de República Dominicana. “Lo que más inquieta es que hay países que tienen mayor número de casos de dengue que nosotros, y la mortalidad y la letalidad nuestra es mayor. Eso es lo preocupante”.

Las condiciones climáticas también influyen en la generación de estas enfermedades virales
La condición tropical de República Dominicana también representa un factor determinante en la gran cantidad de afectados por dengue, zika y chikungunya.

“Durante todo el año las enfermedades endémicas tienen un pico, pero ahora no podemos llevarnos de eso, porque con el cambio climático, cuando se supone que la ocurrencia de dengue debería ser baja empieza a crecer (…) nosotros cuando no esperamos lluvia entonces llueve. Y la sequía es peor porque cuando no hay agua, las personas la almacenan y bajo un cuidado incorrecto ese almacenamiento es un potencial criadero”, subraya Sing, también expresidente del Colegio Médico Dominicano (CMD).

“La República Dominicana está insertada en el trópico, lo que significa que nosotros durante todo el año vamos a tener las llamadas enfermedades endémicas transmisibles. Las tres primeras tienen un común denominador que es la hembra del mosquito Aedes Aegypti como transmisor”, reitera.  

Sostiene que “si golpeamos al mosquito Aedes Aegypti (transmisor de dengue, zika y chikungunya), evitando la formación de criaderos y eliminando los existentes, vamos a disminuir sustancialmente la presencia de esas tres enfermedades”. 

El galeno cree que la solución en cuánto a la atención de los pacientes radica en el seguimiento que se le da. “El secreto está en que cuando llega un paciente que hay que ingresar, se le dé el seguimiento permanente para cuando tenga cambios tener el tiempo necesario para aplicar la dosis y medicamentos correspondientes. Los médicos deben dar un seguimiento cercano cuando el paciente está ingresado”, recalca.

Últimos datos sobre los casos de zika

El virus del zika, también está causando estragos en toda la población. El boletín epidemiológico número 20 del Ministerio de Salud Pública registra 231 casos sospechosos de Zika, 63 embarazadas que presentaron síntomas en las primeras 24 semanas de gestación y 8 casos de Síndrome de Guillain Barré (SGB) asociados a esta enfermedad, incluyendo dos defunciones.

En los cinco primeros meses de este año fueron 3,313 casos sospechosos. De esta cantidad se confirmaron 73 y murieron 15 personas.

La provincia Santo Domingo, de la semana uno a la 20, fue la que más casos sospechosos presentó (1,525), seguida del Distrito Nacional (752), San Cristóbal (128) y Puerto Plata (119).

Brasil

Suben casos de microcefalia

Autoridades médicas de Brasil, confirmaron el viernes pasado 30 nuevos casos de microcefalia vinculados al zika. Esta cifra eleva a 1,581 la cantidad de recién nacidos con esta condición.

Permanecen en proceso de investigación sanitaria otros 3,037 casos posibles de microcefalia. Los especialistas brasileños ya han descartado 3,308 casos porque no se ha observado malformación o agentes infecciosos en los bebés.

La gran mayoría de los casos de microcefalia se concentra en la región nordeste de este país suramericano, en los estados de Pernambuco y de Bahía.

Prevención a tiempo

“Debemos de invertir más en prevención de las enfermedades transmisibles. Son los 365 días del año; no cuando la gente empieza a morirse. Tenemos que recordar que estamos en el trópico. Debemos convocar voluntades”, doctor especialista en infectología.