El huracán "Matthew" cobró su primera víctima en Estados Unidos. Además, dejó más de 800 fallecidos en Haití.