Director del Servicio Federal de Seguridad de Rusia explicó en conferencia, que ciudadanos de más de 100 países forman parte de Estado Islámico y pelean por los interés de esta organización.

Alexander Bortnikov declaró que esta situación requiere de una acción rápida y decisiva, que reprima el movimiento terrorista de forma física e ideológicamente.

Bortnikov aseguró que el Internet ha tenido un papel importante en la creciente propaganda de las ideas radicales.

Pues aquellos terroristas que usan la red, la han vuelto una herramienta indispensable para fomentar la ideología radical, mayormente en jóvenes.

Bortnikov hizo sus declaraciones al inició de la cumbre sobre seguridad realizada en la ciudad de Yaroslavl, ubicada a 250 kilómetros al noreste de Moscú, en la que asistieron representantes de agencias de seguridad de 64 países y representantes de la ONU y la Unión Europea entre otros, informó el canal británico "BBC".