El gobierno de Haití anunció que asumirá el costo de las próximas elecciones generales previstas para el próximo 9 de octubre, tras la negativa de ayuda por parte de, entre otros, Estados Unidos y la Unión Europea.

En declaraciones publicadas hoy por medios locales el primer ministro, Enex Jean Charles, recordó que el costo de las mismas ascenderá a 50 millones de dólares.

"El Gobierno pagará por las elecciones. Hasta el momento contamos con gran parte del dinero, ahora se trata de acabar con el trabajo administrativo que permita la financiación completa de las elecciones."

Los comicios celebrados en 2015 y anulados este año por el ejecutivo haitiano costaron el doble y fueron financiados, entre otros, por Brasil, Canadá, Estados Unidos, Japón y la Unión Europea.

La negativa este año viene por la oposición de la comunidad internacional a la creación de la comisión de verificación electoral de los resultados de los comicios de 2015 que llegó a la conclusión de que se habían detectado "serias irregularidades", lo que llevó a su invalidación y la convocatoria de nuevas elecciones.

El pasado jueves 7 de julio, el Gobierno estadounidense anunció su "suspensión" de asistencia financiera electoral a Haití.

En su rueda de prensa diaria, el portavoz del Departamento de Estado, John Kirby, señaló que "se ha suspendido la asistencia para la finalización del proceso electoral en Haití" tras "notificar a las autoridades haitianas el 1 de julio".

En 2015, los fondos aportados por Washington para ayudar a organizar las elecciones fueron de 33 millones de dólares.

"No habíamos planeado financiar dos nuevas rondas electorales en 2016 y 2017, según el calendario revisado", agregó Kirby.

En caso de ser necesario, al no lograr alcanzar uno de los candidatos la mayoría, la segunda vuelta de las elecciones haitianas se celebrarían el 8 de enero de 2017.