Los niños que más tardan para iniciar la escuela tienen una mayor probabilidad de desertar en algún punto de su formación escolar, de acuerdo con los resultados de la investigación "Impacto de la educación inicial sobre el desempeño escolar en la República Dominicana".

Jaime Aristy Escuder, economista y docente del Intec, presentó los resultados de su investigación en el II Congreso Anual de Investigaciones de Negocios y Economía, organizado por Intec, informó hoy el Instituto Tecnológico de Santo Domingo.

Un estudiante que inicia la escolaridad un año más tarde tiene una probabilidad de desertar 2.36 veces mayor que la de aquellos que iniciaron un año antes, de acuerdo al estudio.

En República Dominica la edad promedio de entrada a la escuela pública es a los 5 años de edad, sin embargo, se ha establecido que la educación inicial o temprana es clave para el desarrollo intelectual, cognitivo, motor y socioafectivo de los niños, lo cual se traduce en una mayor capacidad de acumular capital humano y de mejores ingresos en el futuro.

Asimismo, la investigación identifica que el hecho de vivir con ambos padres y la edad de la madre son factores que afectan la permanencia de los niños en la escuela, de manera que la probabilidad de un niño desertar se reduce en 80.5 por ciento si el estudiante vive con ambos padres.

Otra situación determinante es que por cada año en que aumente la edad de la madre al momento de tener su hijo se reduce en un 5 por ciento la probabilidad de que abandone la escuela.

Tener una madre o padre universitario reduce la probabilidad de desertar entre un 88 por ciento y un 76 por ciento.

En sentido general, las niñas tienen una probabilidad 40 por ciento inferior a la de los niños de desertar de la escuela.

El estudio se basa en una encuesta aplicada en 2015 a 440 niños y niñas, principalmente del Distrito Nacional que han cursado el octavo curso (344 activos y 96 desertores) y con edades comprendidas entre los 13 y 21 años.

Se realizaron modelos econométricos y se realizaron análisis descriptivos basados en la comparación de medias que permite determinar si los valores son estadísticamente iguales o distintos.

Al analizar los resultados de la prueba de Lengua Española se observa que por cada año que aumenta la edad de inicio escolar se reduce el promedio de calificación en las pruebas de Lengua Española en casi 1.6 puntos.

Los estudiantes que pertenecen al estrato socioeconómico más bajo obtienen en promedio 6.55 puntos menos que aquellos que están en los estratos medio y altos.

En el caso de las Matemáticas, los niños que comenzaron su educación en una escuela privada en castellano obtienen calificaciones 2.65 puntos por encima de las que los niños que asisten a una escuela pública.

Por cada año de edad que haya tardado el niño en comenzar su educación escolar, se reduce en un 14 por ciento la probabilidad de obtener una calificación superior a los 80 puntos en las pruebas nacionales.

Las niñas tienen más del doble de probabilidad de alcanzar calificaciones sobre 80 que la que tienen los niños.