La Asociación Dominicana de Fotógrafos de Revistas, Espectáculos y Sociales (Adopres) elevó ayer “su mas enérgica protesta” contra el jefe de la Policía Nacional, Nelson Peguero Paredes, por el anuncio de que la institución practicará una prueba de parafina al fotoreportero Danny Polanco, quien resultó herido de perdigones por un policía que reprimía protestas en la universidad estatal.

La Adopres expresó su indignación “ante los aprestos de la Jefatura de la Policía de pretender “acusar” al colega Danny Polanco de acciones vandálicas al realizarle una prueba de parafina con esos propósitos”, dijo la entidad en una nota de prensa.

“Creemos que estos son subterfugios de la Policía para desacreditar y tratar de desmoralizar a Danny y, al mismo tiempo, desautorizar al medio donde labora, cuyo director le exigió al Jefe de la Policía Nacional que entregara a la Justicia al policía que lo agredió en la UASD teniendo todas las pruebas que lo acusa”, continúa el gremio de los fotógrafos de la prensa.

“Todos sabemos en este país que en la Policía fabrican pruebas y acusaciones en contra de muchos ciudadanos, que se realizan `intercambios de disparos´, se usa el tráfico de influencias y el abuso de poder cuando los hechos y las fallas de los miembros de su institución están jaque mate o de capa caída ante la opinión publica”, continúa la nota.

Ya el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa se había pronunciado en rechazo a este anuncio del jefe policial.

Danny Polanco ha tenido que ser intervenido y, aunque ha dicho que empezó a recuperar la visión de su ojo derecho, su salud ha experimentado una crítica situación, a causa del disparo del raso Félix Junior Paula Moquete, que actuaba bajo el mando del mayor Bilkin Pineda.