La Universidad Católica de Santo Domingo (UCSD) ha tomado la iniciativa de poner a políticos, religiosos y académicos a conversar sobre un tema que atañe a todos: el cuidado de la casa común, el planeta Tierra.

En materia ecológica en República Dominicana “las políticas públicas hay que revisarlas, renovarlas; ponerlas en actuación, y qué mejor momento que este para unir todas las fuerzas gubernamentales, políticas y sociales para determinar hacia dónde debe ir el país” afirma Rafael Bello, director del campus virtual de la UCSD, quien insiste en darle al tema medioambiental la importancia que le corresponde.

La Estrategia Nacional de Desarrollo de la República Dominicana 2030 tiene como cuarto eje la protección del medio ambiente y los recursos naturales. En ese sentido, Bello se refiere a la necesidad de aunar esfuerzos para lograr un consenso entre diversos sectores y que dentro de 14 años el ideal de “un país mejor” ya sea una realidad.  

“El Papa dice que cualquier método es legítimo para exigirle a los gobiernos que cambien de actitud porque estamos sufriendo una serie de consecuencias de esos actos que van en contra de la propia supervivencia humana”, expresa en una visita a Metro Jovanny Kranwintel, secretario ejecutivo de la Comisión Nacional para la Pastoral de Ecología y Medio Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

El también comunicador se refiere a que todos los males que enfrenta el país, sobre todo las enfermedades virales, tienen su raíz en la contaminación. Hace hincapié en que “ahora solo estamos enfrentando un mosquitico (el Aedes aegypti); (pero) qué será cuando estemos envenados por cianuro o por cualquier cosa de esas por un descontrol de mineras o porque las empresas nos sequen el agua de los ríos”.

Kranwintel también subraya que “en el Presupuesto General de 2016 no se contemplan más recursos para invertir en el tema” y cita dentro de los elementos preocupantes la situación medioambiental de Haití, nación que comparte con República Dominicana una misma isla.

En esa misma dirección habla de la necesidad de que quienes representan a la ciudadanía dominicana también hagan sus propuestas en materia ambiental para que esto también sea un punto a considerar por el electorado al momento de depositar el voto.

“Nos estamos quedando en mucha teoría y muchos libros (…) Hay niños que quieren estudiar biología pero los padres les dicen que no”, describe el entendido en ecología, quien explica la importancia de que desde el Gobierno se incentive el estudio de carreras ecológicas y afines al medioambiente.

Para Kranwintel, es necesario “dialogar aunque tengamos posturas encontradas, aparentemente antiguas; el foco principal es el bien de nuestro país”, y así, “poder dejar a nuestros hijos un mundo mejor”.

Esta iniciativa, que tiene como fundamento la segunda encíclica del papa Francisco, Laudato Sí, presentada a mediados de año pasado, lleva por nombre “Congreso Nacional de Ecología y Conciencia Ciudadana” y se realizará hoy en el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte a partir de las 3:00 de la tarde; el evento continuará el sábado a partir de las 8:00 de la mañana.

Aunque este congreso solo tiene como intención colocar sobre la mesa del diálogo, la postura de diversos sectores sobre ejes temáticos como minería, contaminación, reordenamiento, se esperan acciones que puedan ayudar a mejorar la situación medioambiental que afecta a República Dominicana.

El nuncio apostólico Jude Thaddeus Okolo es una de las figuras que asistirán a este evento. También se espera  la presencia de más de 17 instituciones vinculadas al cuidado de esta isla caribeña.