El Ministerio Público logró unas 442 sentencias condenatorias por diversos delitos en el primer trimestre de este año, informó hoy la Procuraduría General.

Las sentencias fueron impuestas, en su mayoría, en el departamento Judicial de Santiago, donde fueron dictadas de enero a marzo un total de 232 sentencias, de las que 109 (47 por ciento) corresponden a tráfico de drogas.

Los sentenciados fueron condenados a penas de entre 30 y 3 años de prisión.

El narcotráfico, por el cual fueron impuestas alrededor del 50 por ciento de las sentencias, constituyó el delito más sancionado por los tribunales del país, seguido de la violencia de género e intrafamiliar y homicidios.

Entre enero y marzo también fueron dictadas otras 47 sentencias en Hato Mayor y 44 en La Altagracia, mientras que otras 39 corresponden al distrito judicial de San Pedro de Macorís y 33 a Puerto Plata, así como 30 en Azua y 17 en La Romana.

Además de narcotráfico las sentencias fueron dictadas respondiendo al requerimiento del Ministerio Público por los delitos de homicidios, robo, falsificaciones y violencia de género, así como por acciones de trata de personas, tráfico ilícito de migrantes y asociación de malhechores.

En otros casos fueron emitidas sentencias por delitos sexuales contra menores de edad, porte ilegal de armas, delitos de propiedad intelectual y de alta tecnología, estafa, abuso de confianza, amenaza, incendio y agresión física.