Darío Nuñez, así nombraron a un hombre de 50 años que fue internado hace seis meses en un hospital de San Juan, provincia de Argentina, con un fuerte golpe en la cabeza que le ocasionó la pérdida de la memoria.

El fuerte golpe que recibió hizo que se le olvidara todo sobre su pasado y a pesar de que su fotografía circuló por los medios, no aparecieron familiares o amigos.

El hombre ahora se encuentra al cuidado de los voluntarios de la Casa de la Bondad, que depende de la Fundación Manos Abierta, en donde está aprendiendo a ser adulto nuevamente.

Mirta Gari, a cargo de Manos Abiertas, declaró: “Por el momento no come solo, pero acá está siendo atendido de manera personalizada. Pensamos que con la estimulación que va a recibir acá va a evolucionar”.

Los únicos datos certeros que se tienen de esta historia son que el hombre fue encontrado el 19 de febrero en un cruce y llevado al hospital Rawson con una herida en la cabeza. Este perdió masa encefálica y estuvo al borde de la muerte, informó el periódico argentino “Tiempo de San Juan".