La noche del martes, decenas de lugares emblemáticos del mundo se pintaron de verde en homenaje a los colores del Chapecoense. Todos los juegos que se disputaron ayer, y los que se disputen hasta la próxima semana, tendrán minuto de silencio. Brasil y Colombia viven días de duelo decretados por sus presidentes Temer y Santos.