La organización Médicos Sin Fronteras advirtió que miles de personas posiblemente morirán el próximo año por mordeduras de serpiente, esto debido a la falta de producción de uno de los tratamientos más efectivos.

La misma organización afirmó que la producción del antídoto Fav-Afrique, a cargo de la compañía farmacéutica francesa Sanofi, cesó en 2014 y la última reserva expira en junio de 2016.

Muy probablemente no habrá ningún tipo de alternativa para reemplazar el producto durante al menos otros dos años.

Se estima que cada año cinco millones de persona en el mundo son mordidas por serpientes, de las cuales 100 mil mueren y 400 mil quedan discapacitadas o sufren amputaciones.

Cuando el antídoto está disponible su costo puede variar entre los $250 a $500 dólares por víctima.

MSF declaró que la Organización Mundial de la Salud debería hacer frente para solucionar el problema de salud pública. Sin embargo esta no ha implementado ningún tipo de programa.