Tras el cerco y los maltratos del pasado miércoles, mañana prometen volver con la misma determinación. Integrantes del colectivo Poder Ciudadano continúan su lucha contra la corrupción y la impunidad frente a la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (OISOE).

La semana pasada este grupo de manifestantes sometió ante el Tribunal Superior Administrativo (TSA) un recurso de amparo que se conocerá este martes y en el que acusan al Ministerio de Interior y Policía y a la Policía Nacional de violación a la integridad física, a la libertad de expresión e información y a la libertad de tránsito, luego de los maltratos recibidos cuando intentaron formar una cadena humana frente a este organismo exigiendo que sea intervenido y clausurado de manera definitiva.  

Poder Ciudadano, que niega el supuesto patrocinio del Partido Revolucionario Moderno (PRM) y afirma aglomera a personas de todas las esferas sociales sin importar sus ideologías políticas, exige una investigación exhaustiva de la institución en la que incluso “el presidente Danilo Medina debe dar cuentas”.

Recuerdan que el mandatario incumplió el acuerdo de Transparencia firmado en mayo de 2012, cuando aún era candidato presidencial, en el que se compromete con velar por la institucionalidad dominicana y tomar acciones contra la corrupción administrativa.

Además, como jefe directo de la OISOE, “El presidente de la República debe ser investigado”, sostienen.

Rompe por lo delgado

Autoritarismo, torpeza, violación de derechos, forcejeo, empujones, son solo algunos de los términos que utilizan el abogado Bartolomé Pujals, el economista Manuel Robles y el ingeniero Mario Bergés, coordinador de Coalición Educación Digna, para definir la reacción oficial, que, según expresan, no los amedrentará.

Para ellos, “la soga se está cortando por lo más fino” en los sometimientos de la Procuraduría Especializada en Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA) por la supuesta mafia denunciada a partir del suicidio de un arquitecto contratista en un baño de la OISOE.

Afirman que hay suficientes pruebas para someter a la justicia a Miguel Pimentel Kareh, exdirector del organismo, quien, según expresan,  cuenta con la protección del Presidente, pues el exfuncionario fungió como recaudador de su campaña electoral.

Definieron la corrupción como “una política de Estado” en tanto que resaltaron su intención de “constituir una mayoría que está ahí pero que se encuentra dispersa”.

No buscan convencer, sostuvo Robles. Es suficiente “con que nos juntemos los que estamos de acuerdo.

Este 21 de octubre, Poder Ciudadano se expresará de nuevo a las 5:00 de la tarde, en la calle Doctor Delgado con Moisés García frente a la OISOE, con una cadena humana como símbolo del descontento de la población, que según resaltan, cada vez se muestra más activa y entusiasmada en defensa de sus derechos.

Se concentrarán en la esquina de las avenidas México y Delgado, para avanzar en marcha una cuadra hasta la Moisés García.

Poder Ciudadano surge el 13 de septiembre con la intención de luchar contra la corrupción, crear círculos de articulación entre la sociedad civil y el Estado y como una motivación del empoderamiento ciudadano, luego de una asamblea que reunió a más de 53 movimientos y colectivos sociales.

Se unen bajo esta sombrilla el Foro Ciudadano, Coalición por una Educación Digna, Impunidad Cero, Participación Ciudadana, Comité de Lucha contra el Cambio Climático, Frente Amplio de Lucha Popular (Falpo), así como juntas de vecinos y organizaciones populares de varias provincias.

Movimientos juveniles

El descontento de la población dominicana por los casos de corrupción que quedan impunes crece y crece.

Los jóvenes representan el factor común en estas luchas, que toman cuerpo a través de las redes sociales.

Desde principios de siglo, surgen luchas sociales como la Primavera Árabe, que ocurre en Medio Oriente como respuesta a los atropellos que recibió un vendedor ambulante despojado por agentes policiales de sus mercancías y que terminó con dictaduras y dinastías.

También se destacan el Movimiento 15-M en España, conocido como el movimiento de los indignados en pro de una democracia participativa, y Ocuppy Wall Street, en contra de las evasiones de impuesto por parte de las empresas estadounidenses.

Entre las protestas más transcendentes en América se destacan la de los estudiantes de Chile en demanda de la reforma educativa o el reclamo de justicia de la población mexicana ante la desaparición de 43 estudiantes.