Continúan en aumento las cifras de muertes por el terremono de gran magnitud que afectó a Ecuador el sábado por la noche. Ayer en la tarde sumaban 238 las víctimas mortales, con al menos 1,557 heridos, según informó el vicepresidente Jorge Glas.

En una rueda de prensa, Glas advirtió que la cantidad de fallecidos podría aumentar debido a los desastres que el movimiento telúrico causó en la zona del epicentro.

El vicemandatario calificó como “compleja” la situación en el balneario costero de Pedernales, donde a los equipos de rescate y asistencia les ha resultado muy difícil llegar.

“Esta es una prueba muy dolorosa, pero saldremos adelante. Calma, ánimo, organización. Un abrazo infinito a las familias que han perdido a seres queridos”, declaró el vicepresidente.

El Gobierno del presidente Rafael Correa, quien se encontraba en el extranjero a la hora del suceso, declaró el estado de excepción.

“Acabo de firmar decreto de excepción y movilización nacional. País en emergencia. Hoy más unidos que nunca”, dijo el jefe de Estado en su cuenta de Twitter, en la que también anunciaba su hora de llegada al país.

Fijó como punto de aterrizaje a Manta, una de las áreas más afectadas.

Desastroso

El seísmo de magnitud 7.8 en la escala de Richter azotó el norte de la región costera del país y causó múltiples daños materiales, con valores hasta ahora indeterminados.

Los registros históricos ya lo ubican entre los más fuertes de los últimos 10 años.

El epicentro del seísmo, ocurrido el sábado a las 6:58 de la noche, hora local, fue en el noroeste, entre las zonas de Cojimíes y Pedernales (Manabí) y se sintió en buena parte del país, como en Quito, Guayaquil, Santo Domingo, Ibarra, Esmeraldas, entre otras ciudades.

Se reportan graves daños en Portoviejo, Crucita, Pedernales, Tosagua, Manta, Muisne, y menores en menor medida en Babahoyo, Quito y Guayaquil.

El vicepresidente Glass anunció que el Gobierno hace esfuerzos por restablecer en lo posible el suministro de los servicios básicos y que las instituciones estatales brindan a los afectados asistencia en salud y alimentación.

Según vecinos de Pedernales, ayer quedaban decenas las personas atrapadas por el colapso de viviendas y por ello temen que el número de víctimas aumente en la medida que avancen las tareas de remoción de escombros.

Las autoridades tampoco lo descartan, debido a que el alcalde de Pedernales, Gabriel Alcívar, informó de que más de 30 hoteles quedaron destruidos y temía que muchos de sus clientes hayan quedado atrapados.

Al rescate

Unos 473 militares de la Brigada de Fuerzas Especiales Patria ayudan en el rescate de personas en el cantón Pedernales, de la provincia de Manabí, según informes del diario local El Comercio.

Los efectivos se apoyan con cuatro canes adiestrados para el rastreo de personas sepultadas por causa de terremotos, explosiones o deslaves.

“El olfato de los animalitos es superior a nosotros. Ellos nos ayudarán a realizar con excelencia nuestro trabajo en la zona de desastre” indicó la oficial Sandra Gallardo, según el rotativo.

Pocas horas después del terremoto, el Gobierno decretó la emergencia para las provincias costeras del país: Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, Guayas y Santo Domingo. También estableció el estado de excepción para todo el país.

Ordenó que 4,600 policías y 10,000 militares acudan a las zonas de mayor devastación. Los primeros grupos salieron en las últimas horas del sábado, para ayudar con el rescate de las víctimas y brindar seguridad ante las denuncias que se hacían, a través de redes sociales y sistemas de mensajería instantánea, sobre intentos de saqueos especialmente en áreas de Manabí, en donde las pérdidas de los bienes no eran totales. La fuerza pública también controla mercados y grandes superficies, para garantizar el suministro de comida y agua, así como para señalar las rutas a los que quisieran dejar ciudades como Portoviejo, cuyo centro quedó gravemente afectado.

Desde el Vaticano

El presidente Correa, quien se encontraba en El Vaticano, regresó urgentemente al país. Sus primeros mensajes, a través de su cuenta de la red social Twitter, fueron para pedir ánimo a la población.

Su llegada estaba prevista para el final de la tarde.

El papa Francisco, desde la Plaza de San Pedro, no sólo recordó a los ciudadanos de Ecuador sino también a los de Japón, que han sufrido en pocas horas dos fuertes terremotos.

Hasta la tarde de ayer, el Gobierno había anunciado que cuenta con 300 millones de dólares para atender la emergencia. Aunque aún no se han contabilizado los daños, se estima que serán varios miles de millones de dólares.

Las autoridades solicitan personal de rescate y tiendas de campaña, debido a la época lluviosa, otra dificultad más para los afectados.

En Quito, Guayaquil, Cuenca e Ibarra, a través de las redes sociales se organizaban colectas de alimentos y ropa, mientras que las autoridades recordaban constantemente que los ecuatorianos tengan listas sus mochilas de emergencia, ante cualquier nueva réplica del sismo.

“Somos una nación fuerte, solidaria, que está unida y saldrá fortalecida de esta emergencia”, destacaba el vicepresidente Glass.

Reacciones

En República Dominicana, el presidente Danilo Medina hizo un parántesis en su jornada de proselitismo por la reelección para emitir un mensaje de solidaridad con el país sudamericano a través de su cuenta en Twitter.

“Lamentamos profundamente la tragedia que viven hoy nuestros hermanos ecuatorianos y les hacemos llegar nuestra más sincera solidaridad”, publicó Medina. “Nos ponemos a disposición del Presidente Correa @MashiRafael y hacemos llegar nuestro afecto sincero a él y su pueblo ante esta tragedia”, agregó el Presidente. 

Ecuador activa el sistema de atención a ciudadanos en el exterior

• La Cancillería de Ecuador puso en marcha un sistema de atención a ciudadanos que residen en el exterior del país y necesitan conocer el paradero o estado se salud de sus familiares en Ecuador. A este servicio se puede acceder a través de la plataforma web Consulado Virtual, que ofrece un servicio de chat, otro de llamada web y otro de llamada a un teléfono 1800.

La opción de llamadas al número 1800-Cancillería (226245) funciona desde Ecuador, mientras que para llamar desde otros países hay que marcar los siguientes números:

Desde Perú: 0800 77 013 o al 0800 77 042

Desde Chile: 800 123 703

Desde Venezuela: 0800 104 9158

Desde Estados Unidos y Canadá: 1844 668 4543

Desde Italia: 800 141 732 o al 800 141 720

Desde España: 900 935 939