Ayer República Dominicana celebró el bicentenario del nacimiento de uno de sus fundadores y más fieles defensores de la libertad.

Ramón Matías Mella nació el 25 de febrero de 1816. Cuando tenía solo 28 años y dos días de nacido disparó decidido su trabucazo frente a la Puerta de la Misericorida, símbolo de proclama armada por la Independencia de la naciente República Dominicana.

Su valentía y entrega por la causa independentista quedó confirmada con su liderazgo en la batalla del 30 de marzo de 1844, por la preservación de la soberanía. Luego en 1864, con su doctrinario “Manual de Guerra de Guerrillas”, coadyuvó a las fuerzas restauradoras a conquistar el triunfo sobre el ejército reanexionista”, resaltó ayer el teniente general Máximo Muñoz Delgado, ministro de Defensa, en el acto de homenaje por el natalicio, que estuvo encabezado por el presidente Danilo Medina.

La ceremonia contó con la presencia de descendientes del patricio, entre ellos Francia Mella, Hilda Mella, Julio Antonio Mella e Ingrid Mella.