Ya se formó la séptima Tormenta Tropical y  la Oficina Nacional de Meteorología (Onamet) dijo que, por ahora, no representa un peligro para República Dominicana.

La tormenta número siete lleva el nombre “Gastón”, uno de los 21 elegidos para esta temporada ciclónica, la cual, tal y como han vaticinado los especialistas, será una de las más activas de los últimos años.

La  Onamet informó que la tormenta tropical “Gastón” se constituyó al finalizar la noche del  lunes, por lo que la  vigilan desde el momento de su localización a unos 880 kilómetros al oeste de la parte sur de las islas de Cabo Verde.

La tormenta “Gastón”,  dijo Onamet, tiene vientos máximos sostenidos de 100 kilómetros por hora y se mueve hacia el  oeste/noroeste a unos 33 kilómetros por hora.

La directora de la Onamet, Gloria Ceballos, dijo en su Cuenta de Twitter que este fenómeno atmosférico se “fortalece rápidamente”.

A pesar de su fortalecimiento, “por su distancia y desplazamiento, no ofrece por el momento peligro para República Dominicana”, puntualizó Onamet.

Pero mientras la tormenta tropical “Gastón” se formaba,  “Fiona”, que surgió como la depresión número seis, se mantenía localizada a unos 845 kilómetros al norte de las Antillas Menores y a 770 kilómetros al sur de Bermuda, si bien se transformó en un ciclón post-tropical, destacó Onamet.

Fiona tiene vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora y se mueve hacia el oeste/noroeste a unos 20 kilómetros por hora sin peligro para el país.

Otro fenómeno en la mira

Meteorología dio a conocer que en los campos meteorológicos  vigila una zona de aguaceros y tormentas eléctricas asociada a una onda tropical localizada a unos 600 kilómetros al este/sureste de las Antillas Menores con probabilidad de 60 % para convertirse en ciclón tropical en las próximas 24 horas.
Este disturbio traerá humedad e inestabilidad a la masa de aire sobre el país.

El centro de meteorología indicó que ayer la vaguada que generaba aguaceros en algunas regiones del país estaba saliendo del área de pronósticos, pero que hoy la aproximación de una activa onda tropical que se localiza sobre Puerto Rico provocará mucha humedad.

El organismo vaticinó que  para el  final de la tarde y la noche es posible que se presente un cielo nublado con aguaceros locales y tormentas eléctricas que serán más frecuentes hacia las regiones noreste, sureste, norte y la cordillera Central. Pese a esto, dijo que las temperaturas estarán calurosas.

Temperaturas en RD

El  Gran Santo Domingo presentará  temperatura máxima entre 33ºC  y  35ºC  y la mínima entre  22ºC y 24ºC.

Onamet registró ayer el máximo valor de temperatura de este año en Jimaní, que fue de 37.8ºC. Sin embargo, este nivel no supera su valor histórico de 40.2ºC, ocurrido el 17/8/1961. El mínimo valor, en Constanza fue de 15.8ºC.

Por la ola de calor que se espera, Onamet mantiene la recomendación a los ciudadanos de ingerir suficientes líquidos, vestir ropas ligeras, preferiblemente de colores claros y frescos, y sobre todo no exponerse por largos períodos a la radiación solar.

Los sucesos de 2016

A esta temporada ciclónica, que se ha comportado muy activa cuando todavía le restan tres mes y ocho días, le quedan pendientes los nombres de Hermine, Ian, Julia, Karl, Lisa, Matthew, Nicole, Otto, Paula, Richard, Shary, Tobías, Virginie y Walter, si se produjeran más ciclones.

Ya los primeros seis dejaron huellas aquí por la gran cantidad de agua y en México por las muertes.
El huracán “Alex” se convirtió en el primer huracán formado en el Atlántico Norte.

La tormenta tropical “Bonnie” se  desarrolló como una zona de inestabilidad en el norte de las Bahamas.
La tormenta tropical “Colin” fue  un sistema de baja presión que entró en el mar Caribe, se desplazó hacia el norte en el Golfo de México, para moverse hasta el este de Florida y Georgia.

La tormenta tropical “Danielle” se formó frente a la costa este de México, tocó tierra a 10 kilómetros al sur-sureste de Tamiahua.

El huracán “Earl” se formó  sobre el noroeste del Caribe y es el primer ciclón que se forma en el Caribe Occidental desde 2012.

La tormenta “Fiona” se degradó a depresión tropical con vientos máximos sostenidos de 55 kilómetros por hora en su avance por aguas del Atlántico hacia las Bermudas.