Este martes el Vaticano anunció que la anulación del matrimonio será gratuita y más simple, de acuerdo con lo aprobado por el papa Francisco.

La nueva reforma tiene tres cambios principales en los que se incluye la eliminación del requisito de una segunda revisión por un religioso antes de ser anulado.

También da la capacidad a los obispos de otorgar la anulaciones en determinadas situaciones, como el abuso conyugal o una relación fuera del matrimonio.

Por último, el proceso será gratis y deberá estar completo dentro de 45 días. Las modificaciones entrarán en vigor el 8 de diciembre, como parte del derecho canónico católico.

La medida es la última de una serie de reformas del papa Francisco en su intento de hacer que la iglesia responda mejor a las necesidades reales de los creyentes, informó la cadena estadounidense "CNN".