El Centro de Operaciones de Emergencias (COE) mantiene la alerta verde en nueve provincias del país debido a la incidencia de dos ondas tropicales que están dejando fuertes precipitaciones, que ya han afectado a 91 viviendas y ha desplazado a 16 familias de sus hogares.

Estos fenómenos meteorológicos, el primero saliendo de Haití y el segundo sobre Puerto Rico, están interactuando con una vaguada en altura en la porción oriental de Cuba, generando inestabilidad y un aumento de la nubosidad sobre el territorio dominicano desde el medio día, de modo que continuarán produciéndose aguaceros acompañados de tormentas eléctricas y aisladas ráfagas de viento.

Las provincias afectadas por la alerta son Hato Mayor, Duarte, San Pedro de Macorís, Sánchez Ramírez, el Gran Santo Domingo, Monseñor Nouel, La Vega, Monte Plata y San Cristóbal, según el primer informe de situación de la institución.

Debido a los aguaceros y a las ráfagas de viento, se produjeron inundaciones urbanas en el área central de San Pedro de Macorís, por deficiencias en el drenaje pluvial, afectando a 45 viviendas y 5 centros comerciales de la calle 20 de esta ciudad.

Asimismo, en el Sector la Batea se contabilizaron 20 viviendas afectadas, seis en el Sector el Play, y otras tantas en el sector los cocodrilo, mientras que en el sector México fueron ocho las casas dañadas y 40 en el callejón Ortiz.

Además, hubo un deslizamiento de tierra provocando daños severos con agrietamientos a las paredes, ubicada en el sector Blanco en San Pedro de Macorís el cual puso en peligro seis viviendas.