El Partido Revolucionario Dominicano (PRD) incorporó a sus filas a 308 dirigentes que renunciaron del Partido Revolucionario Moderno (PRM), en un acto que que se celebró en San Francisco de Macorís.

El presidente del PRD Miguel Vargas Maldonado aprovechó la tribuna para explicar los alcances del pacto suscrito entre su partido y el de la Liberación Dominicana (PLD), indicando que "no solamente es electoral sino que tiene significación para el presente y el futuro del pueblo dominicano porque contempla reformas institucionales y acciones y políticas públicas determinantes para la consolidación del desarrollo del país".

En nota de prensa, el político hizo énfasis también en reclamar a la militancia trabajo a tiempo completo para lograr un buen desempeño electoral a fin de que pueda encontrar espacios, mediante las cuotas acordadas en el acuerdo, en el próximo gobierno.

Luis Ernesto Camilo, organizador del acto, afirmó que el 72 por ciento de la población consultada en las últimas encuestas aprueba como bueno el pacto por un gobierno compartido refrendado el año pasado.

Amícar Romero, candidato a senador por la coalición PLD-PRD, resaltó la fortaleza de ésta y aseguró un triunfo contundente en la provincia Duarte.

Los 308 dirigentes renunciantes del PRM y enrolados en el PRD provienen de los distintos municipios de esta provincia y fueron definidos como "viejos perredeistas que retornan a su casa".

En el acto estuvieron presentes, entre otros, Juan José Rosario, candidato a síndico municipal, y Cándida Sánchez, candidata a diputada.