El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, dijo hoy que la violencia ha carcomido a la sociedad y pidió una profunda reflexión en ese sentido.

En funcionario se expresó así al asistir al funeral del alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, asesinado ayer a tiros junto a su escolta por un ingeniero allegado a él que tras cometer el doble asesinato se suicidó.

Preguntado sobre la propuesta de legisladores y funcionarios de que se debe aprobar una ley de manera urgente que regule el porte de armas de fuego en el país, Rosario dijo que personalmente no cree que la solución a la violencia radique en una legislación para que haya menos armas en las calles.

"No es tan sencillo como dictar una ley para que haya menos armas (..) el problema de la violencia es que ha carcomido a la sociedad", dijo el presidente de la JCE a periodistas.

Asimismo, señaló que la muerte del alcalde de los Santos "debe tener un resultado y debe expresarse en políticas públicas que garanticen más seguridad a la sociedad".

En ese sentido, pidió la adopción de políticas públicas orientadas en ese sentido.

"Todos tenemos que revisarnos. Hasta dónde no estamos contribuyendo a tener una sociedad violenta, porque a veces queremos echarle la culpa a las armas, pero que hace cada uno de nosotros para tener una sociedad más pacífica", se preguntó Rosario.

A la vez, aseguró que tener más armas no garantiza más seguridad a la ciudadanía.

Legisladores y funcionarios pidieron hoy, un día después del asesinato a tiros del alcalde de Santo Domingo Este, Juan de los Santos, la aprobación urgente del proyecto de ley que regula el porte y tenencia de armas de fuego.

El ministro de Interior y Policía, José Ramón Fadul, dijo que es necesario "seguir fortaleciendo las medidas de control de armas" y aprobar "con la mayor prontitud posible" la ley que regula su uso.

A su vez, el diputado reformista Víctor -Ito- Bisonó, autor del proyecto sobre regulación de armas de fuego, dijo hoy a través de su cuenta de Twitter que "es claro que por si sola una Ley de Armas no traerá paz y seguridad, pero es un paso vital" y pidió que la muerte del alcalde "nos lleve a la acción necesaria".

"Desde 2007 hemos promovido una nueva Ley de Armas que pase del porte a solo la tenencia. Esperamos consenso en el Congreso para aprobarla", agregó.

Asimismo, dijo que la actual legislación sobre este tema "está completamente desfasada y no responde a nuevos desafíos".

De los Santos, de 45 años, fue asesinado a balazos ayer junto a su escolta, el sargento mayor del Ejército Archie de Jesús Medina, de 34 años, por el ingeniero Luis Feliz, de 44, cuando el funcionario se encontraba en su oficina de la Federación Dominicana de Municipios (Fedomu), que él presidía desde 2012.

De acuerdo con las autoridades, Feliz, quien era un contratista de las oficinas privadas del alcalde y que posteriormente se suicidó, se presentó en la oficina de de los Santos en la sede de Fedomu para tratar, presuntamente, sobre unas medidas legales que el funcionario había adoptado en su contra por un dinero que le adeudaba