El juez presidente del Tribunal Superior Electoral (TSE), Mariano Rodríguez Rijo, dijo que "la persecución de los ilícitos electorales" fue un tema discutido durante la elaboración del Reglamento Contencioso Electoral y, aunque hay dificultades legales para la persecución de estos ilícitos cuando se cometan en el exterior, favoreció que en el futuro se piense en la creación de la figura del fiscal electoral.

"En la República Dominicana no tenemos registrado en nuestros archivos que un delito electoral haya sido llevado ante la justicia ordinaria y se haya producido una sentencia de condena o exonerando al inculpado o al supuesto inculpado del delito. Pero, ese es un asunto -el ilícito electoral- que no se podrá conocer, por lo menos fuera del país, porque la ley es de aplicación nacional, explicó.

En una entrevista concedida a Harold Modesto, director del Observatorio Judicial Dominicano (OJD), de la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode), el presidente de la alta corte planteó que "habrá que buscar una fórmula, sobre todo pensar hacia un futuro en la creación del fiscal electoral, figura que se previó en el proyecto de la Constitución que el presidente de ese entonces, Leonel Fernández, envió a la Asamblea Revisora, pero sus miembros decidieron excluirla".

Rodríguez Rijo resaltó que el mayor logro del TSE es haberse constituido en un auténtico espacio de resolución de conflictos, que ha tenido como prioridad garantizar la tutela judicial efectiva de los derechos de las personas, y "se ha vuelto un ente catalizador de prácticas violentas que habían caracterizado estos diferendos durante años", sostuvo.

"El TSE ha administrado justicia y resuelto una serie de conflictos que se produjeron a lo interno de los partidos, y que antes se resolvían de manera violenta. También quienes se veían involucrados terminaban abandonando sus instituciones, ahora es distinto, en lugar de abandonar su organización o resolver el conflicto con violencia -como lo registra la historia dominicana- pueden acudir al TSE", enfatizó.

Otros logros que resaltó el entrevistado, es que el TSE produjo una jurisprudencia con criterios definidos y ha creado todo un acervo de lo contencioso-electoral.

En lo relativo a la rectificación de las actas del estado civil, destacó que a pesar de que el tribunal asumió una tarea que antes realizaban 65 salas civiles, y que hizo frente a una mora de aproximadamente seis mil expedientes, ha entregado a los ciudadanos cerca de veinte mil sentencias de rectificación.

"Tenían razón quienes apoyaron la creación de este órgano jurisdiccional para que se encargara todo lo relativo a la justicia electoral. De modo que han sido cuatro años de ardua labor en los que hemos trabajado de forma permanente", concluyó.