La policía de Orlando reveló que las armas usadas por Omar Mateen para asesinar a 49 personas en la discoteque Pulse de Florida, Estados Unidos, fueron un revólver y un rifle AR-15. Este fusil semiautomático es el más vendido en el país del norte, y cuesta menos de 500 dólares.

En un país donde comprar un arma es tan fácil como adquirir cerveza en cualquier licorería en día de semana, el arma que es fabricada desde 1958 y fue usada por los soldados estadounidenses en la Guerra de Vietnam, puede efectuar hasta 30 disparos por minuto, con un alcance efectivo de 550 metros.
Su peso sin cartuchos es de 3 kilos, llegando a 4,2 en su versión civil, que es la que usó Mateen. Los cartuchos aptos para el arma son dos: el recto, que porta 20 balas, y el curvo, de 30.

Esta arma ya había sido utilizada por tiradores en Estados Unidos: en 2012, James Eagan Holmes la usó en el tiroteo en un cine en Aurora, Colorado, donde fueron asesinadas 12 personas y hubo 70 heridos.También Adam Peter Lanza usó un AR-15 en el colegio de Sandy Hook, en Connecticut, donde murieron 28 personas.

Obama llama al Congreso a regular el acceso a “armas de guerra”

La Casa Blanca hizo un llamado este lunes al Congreso, controlado por la oposición republicana, a tomar medidas legales para dificultar el acceso a “armas de guerra”, expresando la “frustración” del presidente Barack Obama (demócrata) por lo sucedido en Orlando, el peor atentado terroristas en EEUU después de los ataques del 11 de septiembre de 2001.

“Hay ciertas medidas de sentido común que el Congreso puede tomar que harían más difícil para cualquier persona adquirir armas de guerra”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest, un día después de la matanza en un club gay que dejó 49 muertos y 53 heridos.