El Senado anunció que ayer en la tarde retomó las entrevistas para escoger a los futuros miembros de la Junta Central Electoral (JCE) para el período 2016-2020.

Las audiencias se iniciarían a las 3:00 de la tarde a cargo de la comisión especial elegida para estos fines, y presidida por el vicepresidente del Senado, Dionis Sánchez.

Las entrevistas empezaron el pasado jueves con parte de los aspirantes a conformar la nueva JCE, entre ellos, José Alejandro Ayuso, Ángel María Martínez, Román Jáquez, Raquel Popote, Marcos Colón, Alejandro Bonifacio Torres, Ramón Lantigua, Ysócrates Peña, Ramón Morla, Jaime Martínez y Olga Haché.

El presidente de la Junta Central Electoral (JCE), Roberto Rosario, reveló este fin de semana que aceptará la postulación para continuar en el cargo.

Rosario ofreció la información durante una entrevista en el programa local.

La entidad cultural Ateneo Dominicano inscribió el pasado viernes ante el Senado a Rosario, como candidato a formar parte de la institución que encabeza para el período 2016-2020.

Según explicó el secretario general de la organización, Guido Amparo, Rosario tiene conocimiento de la actuación del Ateneo, que se produjo el mismo día en el que dieron comienzo las rondas de entrevistas para escoger a los futuros miembros del órgano electoral.

Varias figuras de la política han manifestado su parecer ante una eventual postulación de Rosario, envuelto en una polémica por la revocación, por parte de las autoridades estadounidenses, de su visado oficial y el personal.

El exdiputado Vinicio Castillo Semán, de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), vaticinó a través de la red social Twitter que el actual presidente de la JCE sería inscrito para volver a dirigir esa institución, lo que, a su juicio, representa un “error histórico” por parte del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Por su parte, el secretario general del Partido Revolucionario Moderno (PRM), Orlando Jorge Mera, opinó que “ninguno” de los miembros de la JCE ni los actuales jueces del Tribunal Superior Electoral (TSE) deben ser ratificados en sus posiciones o cambiados de cargos, es decir, del TSE a la JCE, o viceversa.